Examen con dilatación de pupilas

    SyM
Examen con dilatación de pupilas

Un examen ocular completo incluye la dilatación de pupilas, ya que al permitir una mayor entrada de luz al globo ocular, el oftalmólogo consigue mejor visibilidad al interior del mismo, lo que facilita el diagnóstico de cualquier anomalía o enfermedad.

Cabe señalar que la pupila en la parte frontal del ojo se ajusta automáticamente a la intensidad de la luz, cerrándose cuando la luz es muy intensa y abriéndose en condiciones de baja iluminación.

Objetivo

Después de realizar pruebas preliminares (de agudeza visual, campo visual y presión), el examen con dilatación de pupilas ofrece información para identificar síntomas de afecciones oculares como degeneración macular, ojo diabético, glaucoma y cataratas, entre otras. 

Para ello es preciso el uso de gotas especiales, las cuales hacen que el iris se retraiga y abra ampliamente la pupila; utilizando un lente de aumento especial, el médico examina la retina en busca de daños y otros problemas en los ojos.

Procedimiento seguro

La dilatación de la pupila es procedimiento seguro con pocos efectos secundarios, además de visión borrosa y sensibilidad a la luz unas horas hasta que desaparezca el efecto de las gotas oftálmicas, y las pupilas vuelven a su tamaño normal.

El paciente debe saber que mientras las pupilas permanecen dilatadas es posible que no pueda leer (su visión estará temporalmente borrosa) o hacer actividades que requieren precisión (tampoco manejar, por lo que deberá pedir a alguien que conduzca su automóvil de regreso a casa). Incluso, se recomienda que lleve a la prueba anteojos de Sol para usarlos después del examen.

Finalmente, es importante señalar que la dilatación de pupilas no causa dolor en el paciente, solamente cierta sensación extraña.

descarga este artículo en PDF