Calamina, para aliviar la piel

Calamina, Para qué sirve la calamina

La calamina se usa para aliviar comezón, dolor y molestias por la irritación leve de la piel debido a distintos factores, por ejemplo, picadura de insectos, enfermedades (infecciones) de la piel o por el contacto con plantas irritantes (hiedra venenosa).

También te puede interesar Belleza de pies a cabeza con óxido de zinc

Generalmente, se encuentra en forma líquida (de aplicación tópica); ayuda a proteger y suavizar la piel si está irritada, reduce los síntomas de enfermedades epidérmicas, como varicela; minimiza la picazón cutánea y favorece el control del acné.

¿Cómo se usa la calamina?

Gracias a sus propiedades astringentes suaves, antisépticas, protectoras y absorbentes (de humedad y secreciones), la calamina actúa como suavizante de la piel.

Al mismo tiempo, puede calmar la irritación derivada de una intoxicación alimentaria leve.

La calamina se usa, por lo general, en presentación de loción (suspensión) tópica y conviene hacerlo de la siguiente forma:

  • Limpiar el área afectada con un jabón suave.
  • Secar perfectamente la piel.
  • Aplicar la loción de calamina sin frotar.

La calamina es solamente para uso externo.

Efectos secundarios de calamina

Muy raramente se presentan reacciones de hipersensibilidad por el uso de calamina.

Si existe hipersensibilidad a los componentes de la loción de calamina, el medicamento está contraindicado.

¿Cuándo llamar al médico?

Si las molestias en la piel persisten a pesar del uso de calamina, debe acudirse al médico.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.