Caléndula, ¿para qué sirve?

Caléndula, ¿para qué sirve? ¡descúbrelo!
Seguro la has escuchado como "remedio de la abuela", pero la caléndula es capaz de llevar salud y bienestar a todo tu cuerpo. Descubre más de la caléndula, para qué sirve y cómo utilizarla.

También te puede interesar: Crema con Caléndula

De acuerdo con el Journal of Etnopharmacology el extracto de caléndula forma parte de gran cantidad de productos y tratamientos dermatológicos debido a sus propiedades:

Antiinflamatoria

Por lo que reduce los dolores de garganta y articulaciones. Además, combate los efectos y síntomas de dermatitis.

¡Contra las infecciones!

La caléndula sirve para proteger al cuerpo desde todos los flancos, ya que tiene propiedades:

También te puede interesar: Hierbas y plantas al auxilio del cabello

Su aceite se utiliza para tratar infecciones respiratorias, vaginales y el pie de atleta.

¡Adiós al malestar menstrual!

Los cólicos abdominales se deben a espasmos. La caléndula reduce la fuerza y frecuencia de estos espasmos y favorece la circulación sanguínea a la pelvis.

Caléndula, ¿para qué sirve?
¿Problemas en la piel? ¡Seguro la caléndula puede ayudarte!

Mejora la digestión

Beber té de flor de caléndula te ayudará a mejorar la movilidad intestinal y a desechar toxinas, gracias a que promueve la producción de bilis. Además, reduce los síntomas de:

  • Gastritis.
  • Indigestión.
  • Reflujo.
  • Náusea y vómito.

Caléndula para la piel

Un estudio publicado en Journal of Clinical Oncology demuestra las capacidades de la caléndula como bálsamo para la piel, incluso en casos difíciles como quemaduras, envejecimiento y deshidratación crónica por tratamientos oncológicos.

Te recomendamos utilizar aceite natural de caléndula en caso de:

  • Irritaciones cutáneas y enrojecimiento.
  • Comezón que no cede.
  • Acné.
  • Picaduras de insecto.
  • Verrugas.

La caléndula sirve para toda la familia, ya que no causa reacciones alérgicas y es perfecta para rozaduras de bebé.

¿Cómo usar la caléndula?

Existen dos formas principales para aprovechar las bondades de la caléndula:

Infusiones: hierve las flores secas de caléndula hasta formar un té. Bébelo para tratar los dolores menstruales y problemas intestinales.

Para el dolor de garganta, es mejor que hagas gárgaras por un minuto.

Pomada, crema o loción: existen muchos productos que incluyen el extracto de caléndula. Te recomendamos preferir aquellos elaborados con más extractos naturales o utilizar el aceite natural de caléndula en todo tu cuerpo.

Ahora que sabes más sobre la caléndula, para qué sirve y cómo utilizarla, recuerda tenerla en tu botiquín. ¡No te arrepentirás!

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.