Nimesulida, ¿para qué se usa?

La nimesulida es útil en caso de dismenorrea.

La nimesulida es medicamento antiinflamatorio con efecto analgésico (contra el dolor) y antipirético (baja la fiebre) en caso de infecciones agudas de las vías respiratorias superiores.

También te puede interesar Dolor en articulaciones

Asimismo, se utiliza para el alivio de la inflamación, dolor y fiebre que pudieran acompañar la dismenorrea primaria, reumatismo, esguinces, torceduras, fracturas, artritis reumatoide, osteoartritis o intervenciones quirúrgicas, entre otras condiciones.

¿Cómo se usa la nimesulida?

Por lo general, la dosis de nimesulida es de una tableta cada 12 horas; puede aumentarse a 2 tabletas cada 12 horas dependiendo de los síntomas. Asimismo, se recomienda tomar el medicamento después de los alimentos.

Particularmente en caso de dismenorrea, se sugiere tomar una tableta cada 12 horas por 10 días, iniciando el tratamiento 5 días antes del sangrado.

La nimesulida está contraindicada en pacientes con hipersensibilidad conocida al principio activo, al ácido acetilsalicílico o a otros fármacos antiinflamatorios no esteroideos.

Igualmente, no debe administrarse nimesulida a personas que presenten hemorragia gastrointestinal activa o úlcera duodenal, ni a pacientes con insuficiencia cardiaca, renal, hepática o hipertensión arterial severa.

Efectos secundarios de nimesulida

Ocasionalmente, nimesulida provoca reacciones secundarias como:

  • Pirosis
  • Náuseas
  • Vómito
  • Diarrea
  • Erupción cutánea de tipo alérgico.
  • Vértigo y somnolencia.

El riesgo de efectos secundarios indeseables se reduce si se utiliza el medicamento por periodos cortos.

¿Cuándo llamar al médico?

Si los síntomas persisten, se sugiere consultar al médico. 

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.