Carne procesada empeora síntomas de asma
Carne procesada empeora síntomas de asma
Artículo

Carne procesada empeora síntomas de asma

Las personas que sufren asma (enfermedad pulmonar crónica) deben evitar el consumo diario de carne procesada, de lo contrario, su dificultad para respirar empeorará, según advierte nuevo estudio.

Después de que en 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que ingerir este tipo de carne se asociaba a un riesgo mucho mayor de padecer cáncer colorrectal, nuevo estudio del Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica de Francia (INSERM), señala que el consumo diario de este alimento también empeora, y de forma muy significativa, los síntomas de asma.

Zhen Li, director de la investigación (publicada en la revista Thorax), explicó que este trabajo amplía los datos de los daños de las carnes procesadas en la salud, así como el efecto de su consumo en el asma de pacientes adultos, y ofrece un nuevo enfoque analítico sobre el papel del índice de masa corporal (IMC) en la asociación entre dieta y asma.

Para llevar a cabo el estudio, los científicos analizaron datos registrados entre los años 2011 y 2013 sobre la dieta (en particular relativos al consumo de carne procesada o curada), el índice de masa corporal, síntomas de asma, como falta de aliento o dificultad para respirar y la sensación de opresión en el pecho, así como las características demográficas de 971 adultos con esta afección respiratoria.

Los resultados mostraron que 513 participantes (53% del total de la muestra) no experimentaron ningún cambio en la sintomatología del asma durante los tres años de estudio, en tanto los síntomas mejoraron en 27% de los casos y empeoraron en el 20% restante.

Los autores observaron que los pacientes que consumían las mayores cantidades de carne procesada o curada (más de 4 porciones semanales) tenían mayor probabilidad de sufrir complicaciones del asma, a diferencia de aquellos con el menor consumo de este tipo de carne (menos de una porción semanal).

Aunque no es posible establecer aún una relación directa causa-efecto sobre el tema, los autores concluyeron que las carnes procesadas y curadas son ricas en nitritos, y estos compuestos pueden jugar papel determinante en la inflamación de las vías aéreas que ocurre en esta enfermedad.

De acuerdo con la OMS, la carne procesada es aquella que ha sido transformada con sal (salazón), fermentación, curado, ahumado u otros procesos para mejorar el sabor y preservar el alimento; este grupo incluye, por ejemplo, salchichas, tocino, jamón, cecina o carne seca.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico