Subcategoria
Video

Oxímetro, para la salud familiar en la cuarentena

Cubrebocas, gel antibacterial… y la lista sigue. Esta pandemia de COVID-19 ha cambiado la forma en que cuidamos nuestra salud y los recursos necesarios para cuidarla. Descubre qué es un oxímetro y para qué sirve esta útil herramienta para tener en el hogar.

Así como cada vez más personas tienen un baumanómetro a la mano para medir su presión arterial, un oxímetro de pulso es ideal para monitorear el estado de tu respiración.

También te puede interesar: Descubre si es verdad que el cubrebocas causa falta de oxígeno

No basta con inhalar y exhalar adecuadamente, el sentido de la respiración es llevar oxígeno a todas las células del cuerpo. Lo que hace el oxímetro de pulso es medir la saturación de oxígeno en la sangre para saber si realmente está llegando en la cantidad suficiente.

¿Cómo funciona un oxímetro de pulso?

Se trata de un aparato muy fácil de utilizar. Similar a una pinza, se coloca en un dedo de la mano (aunque hay otros que se colocan en el lóbulo de la oreja).

El aparato emite una luz roja con la que calcula la cantidad de hematocrito (Hct), sustancia que se libera cuando los glóbulos rojos se unen a una molécula de oxígeno, como explica un artículo publicado en la revista Annals of Biomedical Engineering.

También te puede interesar: Falta de oxígeno, apagón en el cerebro

En menos de 1 minuto el aparato te dará una cifra menor o igual a 100 SpO2 (unidad de medida de la saturación de oxígeno en sangre).

oxímetro de pulso como funciona

¿Cuáles son los valores normales de oxigenación sanguínea?

Lo normal es estar entre 95 y 100 SpO2. Estar entre los 90 y los 94 SpO2 puede deberse a una actividad física y no es necesariamente una señal de mala salud. En este caso se recomienda espera unos 15 minutos y volver a hacer la medición.

Niveles por debajo de los 90 SpO2 se consideran hipoxemia, es decir, que tus órganos están trabajando con menos oxígeno del necesario, lo que con el tiempo podría dañarlos.

Debes tener en cuenta que estos valores pueden alterarse por muchos motivos, por ejemplo:

  • Viajar a una ciudad con mucha altura (como ir de la playa a la Ciudad de México).
  • Practicar alpinismo (puede deberse a una condición llamada “mal de montaña”)
  • Después de nadar.
  • Al estar en contacto con humo o inhalar gases o solventes.
  • Al terminar una rutina de ejercicio.
  • Personas que llegan a una ciudad con mayor contaminación ambiental a la que están acostumbrados.
  • Ser un atleta de alto rendimiento.

Como puedes ver, una alteración pequeña es normal después de ciertas actividades. Pero si tener niveles de SpO2menores a lo normal ya es una constante, puede deberse a problemas de salud como:

  • Apnea del sueño
  • Problemas circulatorios.
  • Dificultad para respirar.
  • EPOC o enfermedades pulmonares.
  • Asma.
  • Hemorragias.
  • Infecciones en vías respiratorias (influenza, bronquitis o COVID-19).

¿Qué hago si tengo baja saturación de oxígeno en sangre?

Si el resultado es menor a lo esperado, repite la medición después de unos minutos. Si vuelve a aparecer un valor bajo, consulta a tu médico.

Ten en cuenta que los bajos niveles de oxígeno en sangre pueden causar síntomas como:

  • Mareo y náuseas.
  • Falta de equilibrio.
  • Baja energía.
  • Poca coordinación.

Esto hace más vulnerable al paciente a sufrir caídas y lesiones, agravando el problema. Si hay alguien más contigo, pídele ayuda.

Ahora que sabes qué es un oxímetro y para qué sirve, recuerda que ya existen muchas opciones para que uno mismo pueda monitorear su salud. Si sientes cualquier malestar, consulta a tu médico. ¡No te automediques!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Vie, 19/06/2020 - 15:21