Se puede comer huevo después de un infarto
Se puede comer huevo después de un infarto
Artículo

Comer huevo después de un infarto, ¿es seguro?

Quien tiene enfermedades cardiovasculares y quiere mejorar su alimentación, quizá se pregunta: ¿se puede comer huevo después de un infarto? Si conoces a alguien así y quieres orientarlo, esta información ¡puede ayudar!  

Huevo diario, ¿bueno o malo?

Recientemente se publicó el análisis de varios estudios multinacionales realizado por investigadores del Popular Health Research Institute (PHRI) de la Universidad McMaster y Hamilton Health Sciences, en Canadá.

Huevo después de un infarto

También te puede interesar: Infarto del miocardio

Contrario a la creencia general, los expertos descubrieron que comer huevo a diario no aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos.

"El consumo moderado de este alimento, que para la mayoría de personas consiste en un huevo por día, no eleva el riesgo de afección cardiovascular o mortalidad, incluso, si existen antecedentes de trastornos del corazón o diabetes", aseguró Mahshid Dehghan, investigadora de PHRI y primera autora del estudio.

Alimentos después de un ataque cardiaco

La mayoría de infartos de miocardio, como los médicos llaman también al ataque cardiaco, son provocados por un coágulo que bloquea una de las arterias coronarias, las cuales llevan sangre y oxígeno al corazón.

Si el flujo sanguíneo se obstruye, el corazón sufre por la falta de oxígeno y las células cardiacas mueren.

Las personas que sufren un infarto generalmente abandonan el hospital sintiéndose tristes o ansiosas, es decir, con miedo por lo que enfrentarán en su vida diaria a partir de ahora, lo cual es normal.

Para que el proceso de adaptación a su "nueva" vida sea más sencillo, los médicos sugieren ciertas medidas, como limitar el consumo de alcohol, al menos, por 2 semanas y renunciar por completo al tabaco.

Dieta después de un infarto

Particularmente en cuanto a dieta, lo mejor para prevenir un infarto del corazón es:

  • Evitar alimentos salados.
  • Alejarse de la comida rápida.
  • Aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales integrales.
  • Incrementar el consumo de pescado, alimento que es cardioprotector.
  • Reducir la ingesta de alimentos ricos en grasas de origen animal (elevan los niveles de colesterol en la sangre). Según los científicos, puede incluirse un huevo al día en la dieta, siempre que los demás alimentos de origen animal sean limitados.

En términos generales, después de un infarto, la vida toma otro sentido y los pacientes suelen adoptar hábitos saludables de manera voluntaria y consciente.

No obstante, es importante ayudarlos a seguir dieta sana para evitar un nuevo problema cardiovascular.

Esto significa que si convives con alguien que ha superado un ataque cardiaco, tu apoyo puede ser útil para que reduzca el peligro de repetir la experiencia y, por el contrario, disfrute cada momento con renovadas energías y alimentación saludable.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mié, 29/01/2020 - 16:53