Alimentos recomendados en caso de diabetes gestacional
Alimentos recomendados en caso de diabetes gestacional
Artículo

Alimentos recomendados en caso de diabetes gestacional

La diabetes gestacional se presenta durante el embarazo, y generalmente se supera tras el parto, no obstante, la alimentación inadecuada puede complicar la salud de la madre y el bebé al mismo tiempo. ¡Reduce los riesgos con estos sencillos y saludables consejos!

Mayor demanda nutricional, origen de la diabetes gestacional

Este trastorno ocurre debido a un cambio en la manera en que el cuerpo reacciona a la insulina, hormona cuya función es transportar la glucosa de la sangre hacia el interior de las células, donde se convierte en energía.

Durante el embarazo, las células se vuelven ligeramente más resistentes (de manera natural) a los efectos de la insulina, lo cual tiene el objetivo de aumentar el nivel de glucosa en la sangre de la madre para ofrecer más nutrientes (calorías, proteínas, grasas, hidratos, minerales y vitaminas) al bebé.

Por tanto, el páncreas de la embarazada produce mayor cantidad de esta hormona para mantener normalizado el nivel de glucosa en sangre, aunque en algunos casos esto no sucede, lo que se traduce en diabetes gestacional.

Síntomas de diabetes gestacional

Si bien los síntomas de diabetes gestacional pueden ser inexistentes o leves, estos incluyen:

  • Sed frecuente.
  • Fatiga.
  • Visión borrosa.
  • Incremento de la micción.
  • Náuseas y vómito.
  • Pérdida de peso aún con aumento del apetito.
  • Infecciones frecuentes (en vejiga, vagina y piel).

¿Qué comer si padeces diabetes gestacional?

Si no se trata adecuadamente, este trastorno puede exponer a la madre y al bebé a ciertos problemas de salud, por ello es vital actuar con prudencia.

La clave está en seguir las instrucciones del médico y conocer los alimentos recomendados en caso de diabetes gestacional, para lo cual debes atender estos consejos:

  • Controla el consumo de carbohidratos, ya que deben representar menos de la mitad de tu ingesta calórica diaria. Para ello, evita los de tipo simple (de rápida absorción), como refrescos y dulces, porque aportan más calorías de las que necesitas.
  • Panes, arroz, pasta y cereales son carbohidratos complejos (de absorción lenta) que pueden seguir acompañando tu menú. Procura que sean integrales, lo cual significa que son ricos en fibra y favorecen tu digestión.
  • Si tienes que preparar algún postre, utiliza endulzante sin calorías como Splenda®, pues su uso seguro durante el embarazo ha sido comprobado. Recuerda servirte porciones pequeñas o compartir tus “antojos” con otras personas.
  • Para cocinar u hornear, elige harinas integrales.
  • Prepara frescas ensaladas con zanahorias, brócoli y espinacas, verduras que aportan mucho más a tu salud que a tu nivel de azúcar en sangre.
  • Consumir 3 a 5 pociones de verduras al día; una porción equivale a 1 taza de hortalizas de hojas verdes o crudas, cocidas o picadas; ¾ de taza de jugo de alguna verdura o ½ taza de verduras picadas, cocidas o crudas.
  • A diario elige frutas enteras en vez de jugos, ya que tienen más fibra; las cítricas, como naranjas o mandarinas, te aportarán vitaminas y frescos sabores.
  • Leche y productos lácteos (quesos o yogurt) son indispensables en tu dieta, pues son fuente de proteína, calcio y fósforo, aunque lo mejor es consumirlos bajos en grasa o descremados. Puedes preparar yogurt con trozos de fruta para el desayuno o como colación a media mañana.
  • Las proteínas de tu dieta también puedes obtenerlas a través de carne, pescado, frijoles y huevo. Lo ideal es que consumas 2 a 3 porciones al día: una porción equivale a 60 a 85 gramos de carne de res, ave o pescado cocidos; ½ taza de frijoles cocidos o 1 huevo.
  • En cuanto a alimentos como hamburguesas, tocino, aderezos para ensalada y mantequilla, por ejemplo, se recomienda consumirlos ocasionalmente,  debido a que contienen grasas saturadas; consulta a tu médico cuál es el mejor momento para hacerlo.

Vigilancia médica y dieta ante diabetes gestacional, insuperable mancuerna

Saber qué comer si tienes diabetes gestacional es indispensable para enfrentar el trastorno, pero igualmente importante es seguir las instrucciones del médico sobre a qué hora debes ingerir tus alimentos, a fin de evitar altibajos en los niveles de glucosa en sangre.

Cabe aclarar que llevar adecuada dieta para la diabetes gestacional es solamente una de las medidas para evitar complicaciones, de manera que si no es suficiente para mejorar el control de glucosa en sangre, probablemente el médico valorará la posibilidad de iniciar un tratamiento con insulina u otros medicamentos (hipoglucemiantes orales).

Después del parto será recomendable repetir las pruebas de glucemia periódicamente para comprobar que los niveles de glucosa se han normalizado. 

Cuando pienses en azúcar, usa Splenda®

Edulcorante Splenada

 

Fuentes:

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico