Guía para ir al súper cuando tienes diabetes
Guía para ir al súper cuando tienes diabetes
Artículo

Guía para ir al súper cuando tienes diabetes

Una dieta equilibrada es clave para la salud, sobre todo en caso de diabetes, pues de ella depende, en gran medida, el adecuado control sanguíneo de la glucosa. Por ello, es importante valorar lo que comemos desde que planeamos surtir la despensa y, para facilitar esta tarea, te ofrecemos varios consejos que te ayudarán a realizar compras inteligentes.

¿Qué comer cuando tienes diabetes?

Seguir dieta que favorezca el control de la diabetes puede ser más fácil si tienes en casa los ingredientes necesarios, es decir, alimentos que te ayuden a mantener adecuados niveles de azúcar en sangre.

Realizar compras inteligentes en caso de diabetes puede ser más fácil mediante los siguientes tips:

  • Elabora una lista. Una relación con lo que debes llevar a casa te permitirá planificar mejor cada menú, comerás de manera más saludable y, de paso, ahorrarás dinero al no adquirir alimentos que no necesitas.
  • Carbohidratos ricos en fibras. Una dieta rica en fibra ayuda a controlar el nivel de azúcar en sangre y tu peso, además de mejorar tu salud cardiaca e intestinal. La fibra se encuentra en alimentos de grano integral (contienen vitaminas, minerales y fitoquímicos en abundancia), como panes, galletas, cereales, fideos y tortillas. ¡Ah!, pero revisa las etiquetas para no llevar a casa aquellos a los que se ha agregado azúcar.
  • Lácteos descremados o bajos en grasa. Leche, yogurt natural, leche de almendra o de soya fortificada son ejemplos de carbohidratos saludables, de manera que en sus versiones descremadas o bajas en grasa deben ocupar siempre un espacio en tu despensa.
  • Alimentos con proteínas. Considerando que son aliados de un cuerpo saludable, lleva a casa quesos, huevo, carne magra, de pescado y de ave; frutos secos, frijoles y lentejas.
  • Frutas. Adquiérelas en grandes cantidades, de manera que puedas consumir al menos 4 porciones cada día; puedes comprarlas frescas, o bien, congeladas o enlatadas, siempre que no contengan azúcar agregada, ya que pueden elevar tus niveles de glucosa en sangre.
  • Vegetales con almidón (este es un tipo de carbohidrato). Son excelente fuente de vitaminas, minerales y fibra; las mejores opciones son aquellas a las que no se agrega grasa, azúcar ni sodio: como el plátano, calabaza, maíz y papa.
  • Vegetales sin almidón. Apio, brócoli, coliflor, espárragos, acelgas, jícamas, frijoles, pepinos, rábanos y zanahorias son vegetales con reducida cantidad de carbohidratos y, además, la mayor parte de éstos es fibra, por lo que puedes consumirlos como colación.
  • Grasas. Los alimentos con grasas poco saludables (especialmente saturadas, como mantequillas, embutidos y lácteos enteros, por ejemplo) favorecen el sobrepeso y pueden dañar la salud cardiovascular, así que lo mejor es reducir su presencia en la cocina. En cambio, las grasas monoinsaturadas protegen el corazón, de manera que puedes anotar en tu lista aceite de oliva y aceitunas, aceite de canola, nueces y cacahuates, y consumirlos en pequeñas porciones (tienen alto contenido calórico).
  • Postres. Tener diabetes no implica eliminar los sabores dulces de la dieta, puedes adquirir postres elaborados con endulzante sin calorías, como SPLENDA®, el único avalado por la Federación Mexicana de Diabetes y ganador del Sabor del Año 2014, por lo que no sólo es seguro, sino que tiene el mejor sabor haciéndolo tu mayor aliado en tu alacena para que endulces las bebidas o alimentos que prepares en casa, sin afectar tu salud, ya que estudios científicos han mostrado que no altera el control sanguíneo de la glucosa.

Ahora que sabes qué comer cuando tienes diabetes, es importante que antes de ir al súper te asegures de tener adecuados niveles de glucosa en sangre, pues cuando estos son bajos puede aumentar la intensidad del apetito, lo que te incita a hacer compras innecesarias y excesivas pese a contar con una lista previa de los productos que debes adquirir.

Llevar a casa la mayor variedad de alimentos posible también permite tener a la mano alternativas saludables, así será menos probable que busques aquellas que pueden afectar tus niveles de glucosa en sangre.

Recuerda que ningún grupo de alimentos por sí solo puede aportar a la dieta de una persona con diabetes todos los nutrientes que su condición requiere; para que ésta sea saludable y favorezca el control sanguíneo de la glucosa, el menú que consumes a diario debe ser ¡variado y equilibrado!

Cuando pienses en azúcar, usa Splenda®

Edulcorante Splenada

 

Fuentes:

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico