7 tips para cuidar los pies de personas con diabetes
7 tips para cuidar los pies de personas con diabetes
Artículo

7 tips para cuidar los pies de personas con diabetes

Cuando no se tiene bajo control, la diabetes suele provocar desagradables consecuencias, por ejemplo, daño en la piel de las extremidades inferiores. Para evitar problemas, te decimos cómo debe ser el cuidado de los pies en personas con diabetes.

Complicaciones en la piel de personas con diabetes

Si bien cualquier parte del cuerpo puede verse afectada, la piel, es decir, el órgano más grande del ser humano, es también de las más dañadas cuando una enfermedad crónica no se controla.

También te puede interesar La piel del paciente con diabetes

La diabetes, por ejemplo, puede afectar los nervios y provocar neuropatía diabética, condición que causa dolor y una sensación de hormigueo.

De acuerdo con el doctor Rafael Bravo, endocrinólogo con amplia experiencia y director médico de Novo Nordisk México, la diabetes puede disminuir la cantidad de flujo sanguíneo en los pies. Si el paciente no tiene suficiente flujo de sangre en las piernas o los pies, difícilmente puede sentir un golpe o la formación de alguna llaga; por tanto, también se reducen las posibilidades de que cualquier infección sane.

Consejos para el cuidado de los pies en caso de diabetes

La primera recomendación es mantener la diabetes bajo control, cumpliendo con su tratamiento farmacológico según indique el médico, llevando dieta saludable y ejercitándose. En conjunto, todas estas medidas reducen el riesgo de sufrir problemas en los pies.

Como complemento, otros consejos del Dr. Rafael Bravo incluyen:

  1. Usar calzado correcto: es importante usar zapatos cómodos para evitar úlceras, callosidades o cualquier molestia.
  2. Revisar los pies: una revisión a diario ayudará a encontrar problemas en una etapa temprana, antes de que los problemas empeoren. Por ejemplo, puedes hacerlo cada noche, sin falta, cuando te quites los zapatos, revisando las plantas de los pies y el área entre los dedos.
  3. Pedir ayuda, si es necesario: a las personas en edad avanzada, puedes resultarles complicado revisar con detalle sus pies. En este caso, conviene pedir ayuda a algún familiar o persona de confianza e incluso, utilizar un espejo.
  4. Lavar y humectar a diario: puedes usar agua tibia (no caliente) y jabón, para lavar cada parte de los pies, evitando remojarlos demasiado tiempo (esto podría causar resequedad). Al final, seca perfectamente y aplica crema o loción humectante para evitar resequedad en la piel o la formación de callos.
  5. Cortar las uñas en línea recta: esto debe hacerse con cuidado, evitando cortar las esquinas para no provocar uñas encarnadas.
  6. Usar calcetines: asegúrate de usar calcetines o medias de nailon, de preferencia, sin costuras interiores que pudieran causar molestias o rozaduras en la piel.
  7. No andar descalzo: al caminar sin zapatos en casa, aumentan las posibilidades de sufrir heridas o golpes en los pies que con frecuencia pasan desapercibidos cuando se tiene daño en los nervios.

¿Cómo mantener el flujo sanguíneo en los pies?

Cuando la sangre fluye normalmente por todo el cuerpo, disminuyen los riesgos de una diabetes mal controlada. El Dr. Rafael Bravo sugiere, por tanto, realizar actividad física regularmente, evitar hábitos dañinos, como fumar, y llevar dieta saludable.

En caso de sufrir alguna cortadura, ampolla o moretón en el pie, incluso, alguna infección, que no sane en pocos días, es vital acudir al médico para recibir el tratamiento adecuado.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico