Páncreas artificial conectado a un smartphone controla diabetes
Páncreas artificial conectado a un smartphone controla diabetes
Artículo

Páncreas artificial conectado a un smartphone controla diabetes

Investigadores de la Universidad de Boston y del Hospital General de Massachusetts en Estados Unidos desarrollaron un páncreas artificial conectado a un smartphone para controlar la glucemia (concentración de glucosa en sangre) en pacientes con diabetes.

Mediante un par de estudios realizados a un reducido grupo de adolescentes y adultos, los especialistas lograron regular la glucosa con bombas de infusión, conocidas popularmente como páncreas artificial. Pero, a diferencia de modelos anteriores, implementaron una aplicación para smartphone (iPhone 4S) que las manipula, haciendo de éste un método portátil.

El dispositivo puede controlar la glucemia en tiempo real por medio de un sensor extraíble, insertado bajo la piel mediante una fina aguja, que cada 5 minutos envía datos sobre la glucosa del paciente a un teléfono móvil, el cual cuenta con una aplicación capaz de controlar las bombas de infusión de acuerdo a los niveles de glucosa: si son elevados (hiperglucemia) suministra insulina; si son bajos (hipoglucemia), administra la hormona opuesta, glucagón.

Además, la app de este páncreas artificial también permite que los enfermos introduzcan información sobre sus alimentos (si son desayuno, comida o cena y si el contenido en carbohidratos será el habitual, mayor o menor).

Ambos estudios fueron publicados en la revista The New England Journal of Medicine. En uno de ellos, 20 adultos llevaron durante 5 días páncreas artificial conectado a un smartphone con vigilancia médica permanente, pero realizando sus actividades normales; en el otro, participaron 32 individuos de 12 a 20 años, llevando el dispositivo el mismo tiempo mientras estaban en un campamento de jóvenes con diabetes tipo 1.

"El páncreas artificial redujo los valores medios de glucosa a niveles que se relacionan con una disminución importante del riesgo de complicaciones diabéticas", explicó Steven Russell, coautor del estudio y profesor de medicina en el Hospital General de Massachusetts. Estos niveles fueron 138 miligramos por decilitro de sangre en los adultos y 142 en los jóvenes.

No obstante los beneficios de este aparato para pacientes con diabetes, los mismos especialistas trabajan en las posibles limitaciones del dispositivo, como la incomodidad de su uso y el suministro de glucagón (que se administra en muy contadas ocasiones y requiere refrigeración). Asimismo, deberán realizar estudios con más participantes para comprobar su efectividad.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico