Dolor por artritis
Dolor por artritis
Artículo

¿Artritis? Ataca con mayor fuerza cuando hace frío

Si alguien verdaderamente sufre con las bajas temperaturas características de la época invernal son quienes padecen artritis reumatoide (75% de los casos son en mujeres), pues sus dolencias se acentúan considerablemente.

Más que dolor

Se estima que más de un millón de habitantes en México ven afectada su calidad de vida por la artritis reumatoide, sobre todo mujeres entre 20 y 30 años de edad.

Esta condición constituye la principal causa de incapacidad laboral en el país; desde que se hace presente viene acompañada de dolor, que se incrementa mientras el padecimiento avanza.

También te puede interesar: Artritis

El daño inicia en las articulaciones, siendo las más recurrentes muñecas, nudillos, dedos de pies y manos, además de codos, hombros, caderas, rodillas y tobillos.

Más tarde, se ven afectados los huesos, llegando a manifestarse deformidades irreversibles que sólo pueden ser tratadas con cirugía.

¿Origen?... desconocido

Aunque los expertos no han logrado definir cuál es la causa de este padecimiento, lo han relacionado con agentes infecciosos, como bacterias o virus, encontrando que en alto porcentaje de casos, los hijos repiten los patrones de los padres.

Artritis por frío

Es importante hacer hincapié que las bajas temperaturas agravan los síntomas de artritis, pero no constituyen su origen.

"Esto se debe a que los cambios climáticos provocan que los músculos se contraigan y, por tanto, las articulaciones se vuelven rígidas y los movimientos torpes", indica en entrevista la doctora Fedra Irazoque Palazuelos, jefa del Servicio de Reumatología del Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE, en la Ciudad de México.

Frente a ello, "lo indicado, principalmente para las personas mayores, es abrigarse muy bien y proteger las articulaciones con ropa de algodón, además de no exponerse a bajas temperaturas".

Tratamiento para artritis

"El paciente con artritis debe ser tratado desde las etapas iniciales por quien tiene el conocimiento científico y evitar que el daño avance (cuando hay poco qué hacer)", señala la especialista.

Por ello, deben ser comunicados al médico síntomas como:

  • Fiebre inexplicable.
  • Cansancio.
  • Hormigueo en manos o pies.
  • Tos continua.
  • Dolor en el pecho o en los costados.
  • Sequedad de boca.
  • Enrojecimiento ocular.
  • Manchas en la piel.

Por si fuera poco, si la artritis reumatoide se deja avanzar puede originar inflamación y atrofia de las glándulas que fabrican las lágrimas, saliva, jugos digestivos o flujo vaginal, además de que genera sequedad de la piel y de las mucosas.

Evolución de los medicamentos

Desde infusiones con fines analgésicos (para controlar el dolor), pasando por el uso de ácido salicílico, hasta los modernos productos farmacéuticos, el hombre no ha dejado de buscar respuesta a la artritis reumatoide. Es por ello que actualmente puede hablarse de dos grandes grupos de medicamentos con tal fin: el primero conjunta a los antiinflamatorios, los cuales logran reducir la inflamación y con ello se consigue sobrellevar el dolor del día a día, pero no son útiles para modificar la evolución de la enfermedad a largo plazo.

A este sector pertenecen los analgésicos antiinflamatorios no esteroideos (conocidos como AINES), entre los que pueden mencionarse aquellos que contienen naproxeno, ketoprofeno, ketorolato y ácido acetilsalicílico, entre otros. Igualmente puede hablarse de los corticoides, o derivados de la cortisona, que si se utilizan en dosis moderadas y con indicaciones particulares permiten en muchos casos mejorar la calidad de vida a largo plazo.

El otro grupo lo integran fármacos que actúan haciendo que la evolución de la enfermedad se contenga, pero que no sirven para tratar el dolor; una desventaja más es que deben consumirse durante mucho tiempo. No son eficaces en el 100% de los enfermos, por lo que es habitual que el médico tenga que prescribir varios en forma secuencial hasta encontrar aquel que sea más eficaz y mejor tolerado. En este grupo participan sales de oro, cloroquina, sulfasalacina, D penici-lamina, azatioprina, ciclosporina y otros. En general, requieren control por parte del reumatólogo y estrecha colaboración del paciente.

Los avances científicos han logrado elevar las expectativas de los pacientes con artritis, ya que el uso de infliximab en combinación con metotrexato ha mostrado resultados alentadores al reducir considerablemente las molestias, evitando además los dañinos efectos al estómago, pues es una solución que se administra vía intravenosa.

Finalmente, la doctora Irazoque Palazuelos reitera la importancia de recibir atención por un médico especializado en esta época invernal, temporada en que se acentúan las molestias. "Se ha popularizado el comercio de productos que ofrecen resolver el problema y no cumplen con ello. Por el contrario, pueden llegar a empeorar el cuadro, pues no son medicamentos con un protocolo científico, como en realidad hay muchos desarrollados por la industria farmacéutica", enfatiza.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Salud y Medicinas

Regina Reyna Última actualización: Jue, 08/11/2012 - 10:29