Dolor por fibromialgia
Dolor por fibromialgia
Artículo

Tips para aliviar fibromialgia y rigidez matutina

Despertar sin deseos de abandonar la cama o tomar un baño es sensación frecuente en quienes sufren esta condición. Conoce cómo aliviar el dolor de fibromialgia y recuperar las ganas de estar activ@ y ¡buen humor!

Dolor en todo el cuerpo

Fibromialgia

Aunque no representa riesgo para la vida, cuando tienes fibromialgia parece que todo es más difícil, especialmente porque debes aceptar que no existe cura para este trastorno.

Esta condición crónica causa dolor y sensibilidad en todo el cuerpo; aunque afecta a cualquier persona, ocurre con mayor frecuencia en mujeres y, sobre todo, a partir de la mediana edad.

También te puede interesar: Tengo derecho a que alivien mi dolor

Otros síntomas de fibromialgia incluyen:

  • Dificultades para dormir.
  • Rigidez por la mañana.
  • Dolores de cabeza.
  • Periodos menstruales dolorosos.
  • Sensación de hormigueo o adormecimiento en manos y pies.
  • Mala memoria o dificultad para concentrarse (lapsos de memoria a veces llamados “fibroneblina” o fibroniebla”).

¿Cómo se trata la fibromialgia?

Según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (Estados Unidos), se desconoce la causa exacta de la fibromialgia, aunque presentar lesiones repetitivas, malestares, ciertas enfermedades y haber vivido acontecimientos estresantes o traumáticos (accidentes automovilísticos, por ejemplo) son factores que contribuyen a su aparición.

Si has recibido el diagnóstico de fibromialgia, seguramente sabes que el tratamiento incluye distintos medicamentos que el médico prescribe en función de tus características y necesidades. Además, puedes incorporar ciertos cambios en tu estilo de vida para aliviar tus síntomas, como:

  • Hacer ejercicio. Aunque el dolor y la fatiga te desanimen, es importante mantenerte lo más activ@ posible. Prueba reduciendo las horas de trabajo, realizando labores menos exigentes o adaptando tu espacio hasta encontrar maneras menos dolorosas de levantar objetos o hacer tus actividades cotidianas.
  • ¡Administra tu energía! Expertos de la Clínica Mayo recomiendan pensar en la cantidad de energía que almacenas como “monedas en una alcancía”; en otras palabras, priorizar tus tareas para “no quedarte sin monedas antes de terminar el día”. ¿Cómo? Moderando tu ritmo de actividades y tomando descansos frecuentes.
  • Llevar dieta equilibrada. No hay dietas específicas para personas con fibromialgia, por tanto, lo mejor es comer en forma equilibrada, eligiendo alimentos más nutritivos y que brinden la energía necesaria para tu vida diaria.
  • Dormir lo suficiente. Cualquier trastorno del sueño debe ser informado al médico, quien puede indicarte el tratamiento adecuado. Algunas medidas complementarias que el profesional de la salud suele sugerir incluyen: mantener hábitos de sueño regulares, evitar el consumo de cafeína y alcohol por la tarde y noche, olvidarte de las siestas durante el día y ejercitarte de manera regular para mejorar tu sueño nocturno.
  • Terapia de masajes, acupuntura y/o relajación. Reserva momentos en el día para recibir masajes o practicar ejercicios de respiración, relajación muscular y meditación, sin olvidar que puedes iniciar cada día visualizando el escenario que más alivio y felicidad te brinde.

Trastornos del sueño y fibromialgia

Prepararse para ¡días malos!

Aunque pases largas temporadas sin dolor o fatiga, seguramente sabes que habrá días con síntomas más graves que pueden generar estrés si no estás preparad@. Por si fuera poco, la incomprensión por parte de amigos o familiares que no entienden cómo te sientes puede aumentar tu desesperación.

Para superar el malestar, conviene definir un plan que te brinde sensación de control sobre tus signos y síntomas de fibromialgia. En este sentido, las siguientes recomendaciones pueden ser útiles:

  • Evita el diálogo interno negativo. Lo que piensas puede afectar la percepción del dolor, por ello, intenta convertir los pensamientos negativos en positivos y “convencerte” de que puedes hacer muchas cosas para mejorar tus síntomas, controlar tu felicidad, disfrutar la vida (a pesar de las molestias) y sentirte bien por tus logros.
  • Habla con alguien. Por la frustración que experimentan, muchos pacientes prefieren guardar sus sentimientos de desgano y dolor, sin darse cuenta que al hacerlo se aíslan y profundizan la sensación de baja autoestima. Cuéntale a algún familiar o amigo lo que estás experimentando, incluso, puedes hacerlo a través de grupos de apoyo en línea.

Ahora que tienes más información sobre síntomas y medidas para aliviar el dolor por fibromialgia, seguramente tomarás mejores decisiones para elevar tu calidad de vida y compartir tus emociones. ¡Nadie debe vivir la fibromialgia en soledad!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico