Dolor pélvico, causas
Dolor pélvico, causas
Artículo

¿Por qué siento dolor pélvico que aparece y desaparece?

Algunas confiesan haberlo experimentado a menudo, aunque ignoran exactamente qué lo ocasiona. Si es tu caso, conocer más sobre el dolor pélvico que aparece y desaparece te ayudará a identificar sus causas y cuándo debes acudir al médico.

Causas de dolor pélvico

Causas de dolor pélvico

Los investigadores saben que el dolor pélvico en la mujer ocurre en el área situada por debajo del ombligo y entre los huesos de las caderas; lo que desconocen es su causa exacta.

A veces puede ser signo de problemas en los órganos ubicados dentro de esa zona, por ejemplo, útero o vejiga; también es posible indicio de alguna infección.

Según especialistas de los Institutos Nacionales de la Salud, en Estados Unidos, algunos problemas de salud que provocan dolor pélvico incluyen:

  • Endometriosis. Dolor e infertilidad son los síntomas más comunes de esta enfermedad en donde los tejidos que normalmente crecen dentro del útero, lo hacen fuera de éste, en los ovarios o las trompas de Falopio (estructuras situadas en el área de la pelvis).
  • Restos ováricos. Después de la extirpación (quirúrgica) del útero, ovarios y trompas de Falopio, a veces quedan pequeños vestigios del ovario, los cuales pueden ocasionar la formación de quistes dolorosos.
  • Fibromas. Estos crecimientos uterinos no cancerosos pueden generar presión, sensación de pesadez en la parte inferior del abdomen e incluso, dolor agudo.
  • Adherencias. Como si se trataran de cicatrices, estas cintas o bandas se forman entre los tejidos y órganos internos, lo que les impiden desplazarse con facilidad cuando el cuerpo se mueve. En ocasiones, las adherencias aparecen después de una cirugía o infección (enfermedad pélvica inflamatoria, por ejemplo), provocando dolor.
  • Síndrome del intestino irritable. Los síntomas asociados a esta condición, como estreñimiento, diarrea o inflamación, suelen ocasionar dolor y presión a nivel pélvico.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica crónica. Ocurre cuando una infección de largo plazo, por ejemplo, de transmisión sexual, genera la formación de cicatrices que afectan los órganos pélvicos.
  • Problemas musculoesqueléticos. Con frecuencia, el dolor pélvico recurrente también se relaciona con trastornos que afectan huesos, articulaciones y tejidos conjuntivos; fibromialgia, tensión muscular del suelo pélvico o hernias, son algunos ejemplos.
  • Factores psicológicos. Aunque no lo creas, ciertas emociones pueden originar dolor pélvico crónico (no desaparece); tal es el caso de depresión, estrés o signos de abuso sexual o físico. Los expertos aseguran que el sufrimiento emocional empeora el dolor y viceversa, razón suficiente para buscar ayuda profesional para atender estas condiciones.

Características del dolor pélvico

En la mujer, el dolor pélvico suele ser frecuente, sobre todo, antes o durante el periodo menstrual, cuando los calambres (dolor tipo cólico) se hacen presentes.

También te puede interesar: Síndrome Premenstrual

Sin embargo, el hecho de que sean habituales no les resta importancia ni gravedad, pues en algunos casos es difícil tolerarse.

Otras características del dolor pélvico son:

  • Puede ser leve o intenso.
  • Aparece de repente y puede ser constante o ir y venir.

Independientemente de que estés familiarizada con el dolor pélvico, es importante identificar que existen causas preocupantes y, por tanto, requieren pronta atención, como en los siguientes casos:

  • Rotura en un embarazo ectópico. Un embarazo en el lugar equivocado, por ejemplo, en las trompas de Falopio, puede causar dolor pélvico.
  • Ovario retorcido.
  • Sangrado o desgarro en un vaso sanguíneo o en un órgano.
  • Apendicitis.

De igual forma, experimentar mareos, desmayo, fiebre o escalofríos junto con un dolor pélvico, es razón suficiente para consultar al médico tan pronto sea posible.

Dolor pélvico, tratamiento

Los profesionales de la salud tienen útiles alternativas para tratar la causa de un dolor pélvico y aliviarlo hasta que identifiquen su origen. Ante cualquier manifestación de molestias en esta zona de tu cuerpo, habla con tu médico y evita la autoprescripción de analgésicos, pues usar estos medicamentos sin tener un diagnóstico adecuado puede hacer que ocultes la verdadera razón del problema.

Ahora que conoces qué hay detrás de un dolor pélvico que aparece y desaparece, puedes tomar decisiones más informadas en beneficio de tu salud.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mié, 08/01/2020 - 16:07