Dolor y fiebre
Dolor y fiebre
Artículo

Dolor y fiebre

Dolor y fiebre son reacciones de alerta del organismo ante alguna alteración, es decir, no constituyen enfermedades por sí mismas sino síntomas. El dolor es desencadenado por el sistema nervioso y puede ser de corta o larga duración, intermitente o constante, y estar bien delimitado o ser generalizado.

Ahora bien, hay dos tipos de dolor: agudo y crónico.

En general, el dolor agudo aparece de manera repentina a causa de alguna enfermedad, lesión o inflamación. A menudo puede ser diagnosticado y tratado. En la mayoría de casos desaparece, aunque a veces puede convertirse en dolor crónico, esto es, dura mucho tiempo y puede ocasionar problemas graves.

El dolor no siempre es curable, pero hay muchas formas de tratarlo. El tratamiento depende de la causa y el tipo de dolor. Hay tratamientos que usan medicamentos, como los analgésicos. También hay tratamientos sin medicamentos, como la acupuntura, la fisioterapia y, a veces, la cirugía.

Por su parte, la fiebre se presenta cuando la temperatura corporal supera los 37ºC, lo cual comúnmente es síntoma de alguna infección.

Tener fiebre significa que el cuerpo está tratando de matar virus o bacterias que causaron la infección.

La mayoría de estos microorganismos sobreviven bien cuando el organismo se encuentra a su temperatura normal; sin embargo, es más difícil para ellos sobrevivir cuando si tiene fiebre. La razón es que la fiebre también activa el sistema de defensas (inmunitario) del cuerpo.

También te puede interesar:

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mar, 17/12/2019 - 08:44