Subcategoria
Video

Glucosamina, condroitina y vitamina c, ¡para moverte mejor!

Dolor, rigidez e inflamación de articulaciones son problemas comunes después de los 40 años. La glucosamina, condroitina y vitamina c sirven para tratar este malestar y recuperar el cartílago dañado. Descubre más de estos principios activos.

También te puede interesar: Más de 10 millones de personas en México sufren algún trastorno articular

Uno de cada 10 mexicanos viven con enfermedades reumáticas relacionadas al desgaste o inflamación de articulaciones, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Familiares y Pacientes con Artritis Reumatoide.

Los efectos de estas enfermedades se podrían aminorar y/o retrasar previniendo el desgaste articular, causante de dolor moderado en 7 de cada 10 mujeres mayores de 35 años, conforme a un estudio de la Fundación Internacional de Osteoartritis.

También te puede interesar: Artrosis, daño en articulaciones

Mientras que huesos grandes como piernas y brazos son los que más recienten la pérdida de calcio, son las articulaciones más complejas las que sienten el deterioro, especialmente rodillas, hombros, dedos y cadera.

El dolor articular suele ir acompañado de síntomas como:

  • Rigidez.
  • Inflamación.
  • Pérdida de la fuerza.
  • Crujidos.

Glucosamina y condroitina, vitaminas para las articulaciones

Mientras que minerales como el calcio son la materia prima de los huesos, el colágeno forma las 3 estructuras internas de las articulaciones:

  • Tendones.
  • Cartílago.
  • Ligamentos.

Con la edad, el cuerpo produce cada vez menos colágeno, lo que causa arrugas en la piel. Sin embargo, el mayor problema de salud causado por la falta del colágeno es la pérdida de movilidad articular.

Sulfato de glucosamina

Es un compuesto que está presente de forma natural en el líquido sinovial, un fluido que crea una especie de bolsa de agua para evitar la fricción entre los huesos.

Su función es ayudar a regenerar cartílago, tendones y ligamentos, además de espesar el líquido sinovial para que sirva como lubricante.

Tomar suplementos de glucosamina puede acelerar la regeneración de las articulaciones de deportistas, adultos mayores y/o personas con osteoartritis.

Sulfato de condroitina

También es producido naturalmente por el organismo, aunque con la edad la cantidad de condroitina se vuelve insuficiente para mantener cartílagos resistentes.

La principal función de la condroitina es desinflamar la articulación dañada y dar paso a la recuperación del cartílago.

Tanto glucosamina y condroitina se obtienen a partir de caparazones de crustáceos y cartílago de animales, por lo que puede resultar contraproducente para personas con alergias severas a algún tipo de proteína animal.

Otras sustancias con las que suele acompañarse estos principios activos son:

  • Vitamina c: estimula la producción de colágeno, además de ser un antioxidante, sustancia que ayuda a retrasar el envejecimiento celular. Otro caso es el de la glucosamina con vitamina d, en conjunto refuerzan la estructura de huesos y cartílagos.
  • Manganeso: ayuda a desinflamar en caso de lesiones, además de que aumenta los niveles de peróxido de dismutasa, que evita enfermedades reumáticas como artritis.
  • Ácido hialurónico: Se encuentra en el líquido sinovial para lubricar correctamente las articulaciones y reducir el desgaste.

glucosamina condroitina vitamina c manganeso efectos secundarios

Glucosamina, ¿tiene calcio?

Mucha gente cree que este principio activo ayuda a problemas en huesos como osteoporosis, pero no es así.

Aunque están relacionados, las enfermedades óseas requieren tratamientos distintos a los problemas reumáticos, por lo que, en conjunto, pueden ayudar a mejorar tu movilidad, pero no tienen el mismo propósito.

Glucosamina, condroitina y vitamina c, estos son sus efectos secundarios

Solos o en conjunto estos principios activos se consideran totalmente seguros. Sin embargo, hay 3 cosas que debes indicarle a tu médico siempre te de prescriba un tratamiento:

  1. Enfermedades previas: se recomienda precaución en pacientes diabéticos ya que la glucosamina puede elevar los niveles de glucosa en sangre y, a la larga, causar resistencia a la insulina. Además de elevar los niveles de colesterol, triglicéridos y ácido úrico.
  2. Tratamientos activos: la glucosamina con condroitina puede alterar el funcionamiento de otros fármacos como la warfarina. Comenta a tu médico todo tratamiento que sigas antes de tomar este medicamento.
  3. Dietas: Si quieres bajar de peso, hay una mala noticia: la glucosamina engorda si se consume por periodos prolongados. Sin embargo, la solución es ejercicio cardiovascular y una dieta rica en fibra.

Ahora que sabes más sobre la glucosamina, condroitina y vitamina c, para qué sirve y cuáles son sus efectos secundarios. Recuerda que todo tratamiento debe ser prescrito y controlado por tu médico.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Mié, 28/10/2020 - 17:24