Hipoxia feliz
Hipoxia feliz
Artículo

Hipoxia feliz, ¿qué es y por qué se relaciona con COVID-19?

Aparentan sentirse bien, aunque tienen tan bajos niveles de oxígeno que sorprenden a los médicos. Conoce lo que la ciencia ha aprendido sobre la llamada “hipoxia feliz”, qué es y su relación con COVID-19.     

También te puede interesar: Descubre si es verdad que el cubrebocas causa falta de oxígeno

“Hipoxia feliz” en pacientes con COVID-19

Síntomas de hipoxia silenciosa y COVID-19

Algunos médicos están desconcertados porque, a pesar de sufrir hipoxia, muchas personas con signos de COVID-19 llegan al hospital con “normalidad”, es decir, no parecen sentirse mal o incómodas.

Caracterizada por un nivel de oxígeno en sangre inferior al normal (específicamente en arterias), la hipoxia se ha identificado en numerosos casos de infección por SARS-CoV-2, aunque suele pasarse por alto.

A diferencia de otras enfermedades respiratorias, la enfermedad por SARS-CoV-2 puede privar al cuerpo de oxígeno en forma tan lenta que inicialmente no impide respirar; sin embargo, cuando el paciente presenta disnea (dificultad en la respiración) o presión en el pecho, es porque ya se encuentra en una situación de emergencia.

Síntomas de hipoxia silenciosa

Hipoxia silenciosa

La “hipoxia feliz” o silenciosa es signo de algún problema relacionado con la respiración o la circulación y puede provocar dificultad para respirar, además de otros síntomas como:

  • Dolor de cabeza.
  • Confusión/agitación.
  • Respiración mucho más rápida de lo normal.
  • Dedos y labios adoptan un tono azul débil.

Para conocer el nivel de oxígeno en sangre los médicos miden una muestra de sangre extraída de una arteria (gasometría arterial); otra alternativa es utilizar un oxímetro de pulso (pequeño dispositivo que se coloca en un dedo).

Generalmente, los valores de oxígeno “normales” se sitúan entre el 95 y 100%, por tanto, una lectura inferior se interpreta como señal de alerta y posible necesidad de oxígeno complementario.

Causas de hipoxia silenciosa

Una investigación publicada en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine encontró posibles causas de la hipoxia relacionada con la infección por el nuevo coronavirus.

“En algunos casos, el paciente se siente cómodo e incluso, usa el teléfono cuando el médico está a punto de insertar un tubo de respiración (endotraqueal) para conectarlo a un ventilador mecánico”, comentó el Dr. Martin J. Tobin, autor principal del estudio que incluyó a 16 pacientes con COVID-19 y niveles muy bajos de oxígeno sin dificultad para respirar o disnea.

Una de las explicaciones que identificaron los científicos es cómo influye la respuesta cerebral ante la creciente falta de aire en pacientes con la infección por SARS-CoV-2.

“A medida que los niveles de oxígeno disminuyen, el cerebro no responde hasta que éste llega a niveles muy bajos, momento en el cual el paciente normalmente se queda sin aliento”, señaló el Dr. Tobin.

Asimismo, el estudio observó que más de la mitad de los pacientes tenían niveles bajos de dióxido de carbono, lo que puede disminuir el impacto de un nivel de oxígeno extremadamente bajo.

“También es posible que el coronavirus esté ejerciendo una acción especial sobre cómo el cuerpo detecta los bajos niveles de oxígeno”, dijo el Dr. Tobin, lo que podría estar relacionado con la falta de olfato experimentada por numerosos pacientes con COVID-19.

Aunque los científicos reconocen que se requieren más investigaciones sobre el tema, consideran que comprender mejor las características del SARS-CoV-2 puede ayudar a evitar la intubación endotraqueal innecesaria y la ventilación mecánica de los pacientes.

De ahí la recomendación de tener en casa un oxímetro de pulso para verificar los niveles de oxígeno, sobre todo, si consideramos que la pandemia en México sigue activa y sólo podrá terminar cuando los científicos hayan encontrado la vacuna contra el coronavirus.

Cabe señalar que el monitoreo de niveles de oxígeno en casa no debería dar una falsa sensación de seguridad a nadie, es decir, no debes ignorar síntomas físicos que pudieran relacionarse con COVID-19, incluso, si tus niveles de oxígeno están bien.

Además de practicar medidas para evitar el contagio de coronavirus, recuerda que debes ponerte en contacto de inmediato con las autoridades sanitarias si sospechas que tienes signos de infección por SARS-CoV-2 y no esperar a que el cuadro se complique. ¡No te confíes!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico