Parálisis facial, ¿por qué ocurre más en días de frío?
Parálisis facial, ¿por qué ocurre más en días de frío?
Artículo

Parálisis facial, ¿por qué ocurre más en días de frío?

Además de resequedad en la piel y numerosos resfriados, la exposición al frío intenso tiene otras consecuencias, como la incapacidad de mover los músculos de la cara. ¿Es verdad que los casos de parálisis facial por frío aumentan cuando no nos abrigamos? ¡Infórmate!

También te puede interesar Síndrome de Ramsay Hunt, causa de dolor y parálisis

Parálisis facial por frío

Aunque se desconocen todas las causas, la también llamada parálisis de Bell, suele ocurrir cuando un virus (como del resfriado común), inflama el nervio facial, ejerciendo así presión contra el hueso que lo rodea; en consecuencia, el funcionamiento natural del nervio se ve afectado.

En la mayoría de casos, la enfermedad paraliza de manera temporal un lado de la cara, es decir, afecta los músculos o parte de ellos en una mitad del rostro, aunque también puede verse afectado todo el rostro (ocurre rara vez).

Si bien la persona afectada se siente asustada y teme quedarse para siempre, la parálisis de Bell generalmente dura solo un par de días.

Síntomas de parálisis de Bell

Entre los signos que provoca la parálisis facial por frío se encuentran:

  • Pérdida de expresión facial.
  • Espasmos.
  • Desviación de la comisura bucal al lado contrario.
  • Incapacidad para mover la parte de la cara afectada.
  • Problemas para hablar, comer o beber.
  • Ojo seco.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Pérdida total o parcial del gusto.
  • Dolor de oídos.
  • Sensación de hormigueo.

Los especialistas advierten que los casos de parálisis facial aumentan hasta 5% en temporada invernal por el incremento de infecciones en vías respiratorias que favorecen la inflamación del nervio en el conducto auditivo, aunque el problema también puede derivarse de procesos infecciosos dentales o alguna afección del oído.

Evita parálisis facial por frío

Es recomendable proteger contra el frío los nervios faciales mediante el uso de bufanda, gorro y orejeras, en especial las mujeres, pues son más vulnerables a este padecimiento durante el embarazo (por los cambios metabólicos que experimentan), así como cuando están sometidas a una fuerte carga laboral, estrés y cansancio.

La parálisis facial por frío es trastorno reversible en 90% de los casos y generalmente no deja secuelas. En cualquier caso, es importante acudir al médico de inmediato si experimentas alguno de los síntomas descritos para poner en práctica el tratamiento necesario.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico