Dolor de cabeza por calefacción muy alta
Dolor de cabeza por calefacción muy alta
Artículo

¿Por qué la calefacción causa dolor de cabeza y más molestias?

Cuando el frío llega, nos refugiamos en ambientes cálidos para olvidar las bajas temperaturas del exterior, aunque a veces sufrimos molestas consecuencias sin entender la razón exacta. Si te preguntas: "¿Por qué la calefacción me da dolor de cabeza?", ahora lo comprenderás.

Calefacción alta: ¿cuándo debe usarse?

Calefacción alta y sus efectos en la salud

Cuando la calefacción es muy alta puede generar alteraciones en el cuerpo y riesgos para el bienestar físico.

En este sentido, la neuróloga María Karina Vélez Jiménez, presidenta de la Asociación Mexicana de Cefaleas y Migraña, recomienda usar de forma moderada los sistemas de calefacción para evitar problemas de salud.

Además, sugiere no exceder los 23°C con humedad en el ambiente (entre 50 7 70%), debido a que el aire seco suele causar irritabilidad en las vías respiratorias

Si el clima artificial en la oficina, por ejemplo, es muy caliente, suele secar el aire del ambiente restándole humedad, lo que provoca que piel y mucosas, en especial de las vías respiratorias, se vean afectadas.

En términos generales, la sensación de frío comienza cuando la temperatura desciende más allá de los 20°C (en ausencia de actividad física); en ese momento, aconsejan expertos, debe ponerse en funcionamiento el sistema de calefacción que se tenga a la mano.

Riesgos para la salud

El aporte de calor por medio de sistemas artificiales puede generar efectos desagradables en la salud.

Riesgos para la salud por calefacción

Dentro de los síntomas causados por una calefacción muy alta encontramos:

  • Dolor de cabeza. La cefalea por calefacción es uno de los signos más frecuentes por el uso de calefacción alta. Cuando la temperatura es muy caliente por largo tiempo, los vasos capilares se dilatan; esto puede conducir a una disminución de la presión arterial y menor cantidad de sangre que llega al cerebro, lo que ocasiona molestias como el dolor de cabeza.
  • Sequedad en el ambiente. Cuanto más sube la temperatura de manera artificial, más se reseca el ambiente, lo cual provoca sequedad en piel y mucosas.
  • Riesgo de infección. La sequedad de la mucosa en las vías respiratorias (nariz, laringe y tráquea) impide que las células del sistema inmune produzcan la mucosidad adecuada, lo cual dificulta eliminar las bacterias que intentan colonizarlas. De esta forma, aumenta el riesgo de infecciones, por ejemplo, gripe, influenza y/o conjuntivitis.
  • Comezón en la piel. La sequedad del órgano que nos cubre suele provocar mayor descamación y picor, condiciones que hacen necesario el uso de cremas humectantes.
  • Problemas para dormir. La temperatura elevada durante la noche puede impedir que descanses. Por encima de 20°C, el cuerpo no está en las mejores condiciones para relajar los músculos y alcanzar el estado placentero del dormir.
  • Aumento de peso. Cuando predominan las altas temperaturas, el cuerpo no quema la grasa almacenada, al contrario, la conserva, de ahí que dormir en una habitación con calefacción muy alta esté asociado a ganar peso. Los expertos explican que durante la noche, normalmente se activa el mecanismo de catabolismo graso; sin embargo, cuando la temperatura es elevada, este proceso no ocurre.

Efectos del clima artificial en la salud

Ahora que conoces por qué la calefacción provoca dolor de cabeza y otros efectos desagradables, aprovecha para intentar ejercitarte con mayor frecuencia para calentar tu cuerpo, en vez de recurrir siempre al clima artificial. ¡Tu salud lo agradecerá!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Vie, 20/12/2019 - 10:39