Por qué se inflaman las arterias de las sienes
Por qué se inflaman las arterias de las sienes
Artículo

Esto ocurre si las arterias de las sienes se inflaman, ¡ojo!

A veces también se acompaña de fiebre, fatiga o sensibilidad en el cuero cabelludo, pero el principal síntoma es dolor de cabeza grave y continuo en la zona de la sien. Si te ha ocurrido y no conoces la razón, descubre por qué se inflaman las arterias de las sienes y qué tan grave es esta condición.

Arteritis de células gigantes

Los expertos denominan a esta condición arteritis de células gigantes, mientras la mayoría de personas refieren simplemente una inflamación de las arterias de la cabeza cuando acuden al médico para conocer la razón.

También te puede interesar: Dolor de cabeza: enfermedad o síntoma

La también llamada arteritis temporal, es inflamación de la capa que recubre las arterias y afecta, en la mayoría de casos, a las que se ubican en la cabeza, especialmente de las arterias de las sienes.

Arteritis de células gigantes

Por lo general, los síntomas de arteritis de células gigantes comprenden:

  • Dolor de cabeza en la zona de la sien (puede empeorar en forma progresiva; aparecer y desaparecer o disminuir de manera temporal).
  • Sensibilidad en el cuero cabelludo.
  • Dolor mandibular cuando masticas o abres mucho la boca.
  • Fiebre.
  • Fatiga.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Problemas de la vista.

Además, si no se trata oportunamente, la inflamación de las arterias de las sienes puede conducir a la ceguera.

Los médicos explican que en la arteritis de células gigantes, el recubrimiento de las arterias se inflama; como consecuencia, la hinchazón estrecha los vasos sanguíneos y reduce la cantidad de sangre, oxígeno y nutrientes que llegan a los tejidos del cuerpo.

Aunque cualquier arteria grande o mediana puede inflamarse, es más frecuente que ocurra en las arterias de las sienes, que se ubican frente a las orejas y continúan hacia el cuero cabelludo.

Causas de inflamación de arterias de las sienes

Si bien se desconocen las causas de la inflamación de las arterias de las sienes, los médicos consideran que puede ser resultado de un ataque “anormal” del sistema de defensas (inmunitario) a las paredes arteriales.

Asimismo, los factores de riesgo que aumentan las probabilidades de sufrir arteritis temporal incluyen:

  • Edad. Es condición que afecta sólo a adultos, en general, mayores de 50 años.
  • Género. Las mujeres tienen doble probabilidad de desarrollar este problema que los hombres.
  • Antecedentes familiares. En algunos casos, la enfermedad puede ser familiar.
  • Polimialgia reumática. Si tienes polimialgia reumática (trastorno inflamatorio que provoca dolor y rigidez en los músculos, sobre todo, en hombros), el riesgo de sufrir arteritis de células gigantes es mayor.

¿Cómo se diagnostica?

Debido a que los síntomas de arteritis de células gigantes se parecen a otras afecciones frecuentes, el diagnóstico es difícil; en consecuencia, el médico recurre a distintos exámenes para identificar el problema con certeza.

Así, puede solicitar un análisis de sangre, estudios de diagnóstico por imágenes (ecografía Doppler, por ejemplo) o bien, una biopsia, es decir, la extracción de una pequeña muestra de la arteria temporal para analizarla en el microscopio.

Tratamiento médico

El principal tratamiento para arteritis de células gigantes consiste en administrar un fármaco corticoesteroide en altas dosis, con el propósito de prevenir de forma inmediata la pérdida de la vista.

Una vez controlada la inflamación, es probable que el médico comience a disminuir gradualmente la dosis del medicamento hasta alcanzar la cantidad más baja para controlar la hinchazón.

Debido a que los corticoesteroides provocan efectos secundarios graves (osteoporosis, presión arterial elevada y debilidad muscular), es importante seguir al pie de la letra las indicaciones del profesional de la salud, además de informarle sobre cualquier malestar derivado del fármaco.

Al mismo tiempo, conviene tomar en cuenta ciertas medidas para controlar la enfermedad en casa:

  • Seguir dieta variada y equilibrada.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Anotar en un diario cualquier signo que pueda considerarse efecto secundario del medicamento, para informarle al médico y evitar el desarrollo de complicaciones.

Si en algún momento presentas dolores de cabeza agudos y repentinos que no pueden aliviarse con analgésicos (sobre todo, si afectan sólo un lado de la cabeza o sien); tienes dolor en la mandíbula al hablar o masticar, hipersensibilidad en el cuero cabelludo y/o problemas de visión, no dudes un momento y acude al médico para recibir la atención, diagnóstico y tratamiento adecuados.

Ahora que sabes por qué se inflaman las arterias de las sienes, puedes tomar decisiones mejor informadas para cuidar tu salud y evitar las desagradables consecuencias de esta afección.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico