Medicamentos opioides
Medicamentos opioides
Artículo

¿Qué son los opioides y cuáles son sus efectos secundarios?

Algunos dolores nos protegen y advierten si nos acercamos a un daño inminente, pero otros nos afectan a tal grado que recurrimos a medicamentos narcóticos para aliviarlos. Conoce cómo actúan, qué son los opioides y cuáles son sus efectos secundarios.

Uso responsable de opioides

Los opiodes, también llamados narcóticos, son medicamentos que se utilizan para tratar el dolor de moderado a intenso, como el que experimentan los pacientes con cáncer. Son fármacos similares a las sustancias naturales (endorfinas) que el cuerpo produce para controlar el dolor.

Tratamiento del dolor moderado a intenso

Hace tiempo, los opioides se elaboraban con el opio de las semillas de amapola, pero en la actualidad la mayoría se produce en laboratorios farmacéuticos, es decir, de manera artificial.

Debido a que se trata de fármacos potentes, la Sociedad Americana del Cáncer advierte que estos medicamentos se deben recetar y utilizar con mucho cuidado porque:

  • Algunos fármacos contra el dolor pueden interferir con otras medicinas.
  • Afectan a cada persona de forma diferente, por ello, algunos opioides no pueden administrarse a adultos en edades avanzadas, niños pequeños o pacientes que están recibiendo tratamiento por otras condiciones médicas.

Igualmente, existe el riesgo de que los opioides causen adicción. De acuerdo con informe de Johns Hopkins Medicine, para que el uso sea seguro y adecuado, el paciente debe asumir su atención médica con la mayor responsabilidad; si se someterá a un procedimiento quirúrgico, debe conversar con su médico sobre el control del dolor y hacer preguntas como:

Prescripción de narcóticos

  • Me estás prescribiendo tantas tabletas, ¿realmente las necesito?
  • ¿Qué otras opciones tengo, además del uso de opioides, para controlar mi dolor?
  • ¿Cuáles pueden ser los efectos adversos por usar opioides?

Efectos secundarios de los opiodes

Como cualquier fármaco, los opioides pueden causar efectos secundarios que el paciente (y las personas que le rodean o apoyan en su tratamiento) debe conocer para ser capaz de identificarlos e informar al médico. Los más frecuentes incluyen:

  • Somnolencia.
  • Niebla mental.
  • Náuseas.
  • Estreñimiento.
  • Respiración lenta (pueden conducir a muerte por sobredosis).

Igualmente, si la persona que está usando medicamentos narcóticos muestra signos de sobredosis, debe recibir atención inmediata. En este sentido, los síntomas que advierten peligro son:

  • La cara del paciente está muy pálida y/o se siente fría y húmeda al tacto.
  • Su cuerpo se vuelve débil.
  • Sus uñas o labios tienen un color púrpura o azul.
  • Empieza a vomitar o hace ruidos de gorgoteo.
  • No puede despertar o es incapaz de hablar.
  • Presenta respiración o latidos cardiacos cada vez más lentos.

El manejo responsable no genera adicción a los opioides

De acuerdo con información de la Clínica Mayo, las personas que toman medicamentos potencialmente adictivos según lo recetado, como los opioides, rara vez abusan de ellos o se vuelven adictos.

Por el contrario, cuando se ingieren durante largo periodo, los riesgos de uso inapropiado y de adicción se multiplicanDe hecho, se calcula que hasta un tercio de los individuos que usan opioides para dolores crónicos lo hacen de forma indebida y, con el tiempo, más del 10% de ellos desarrollan una adicción hacia el medicamento.

Cabe agregar que los opioides ocasionan la liberación de endorfinas, neurotransmisores del cerebro que provocan bienestar, es decir, amortiguan la percepción del dolor y aumentan los sentimientos de placer, lo que crea una sensación temporal pero poderosa de bienestar.

Una vez que ha pasado el efecto de la dosis de un opioide, el individuo desea que esa "buena sensación" vuelva lo antes posible; este es el primer paso en el camino hacia una posible adicción.

Si bien son considerados fármacos seguros y eficaces que mejoran la calidad de vida del paciente con dolor, los opioides deben usarse de manera responsable, lo cual significa que el médico debe evaluar constantemente al paciente para ajustar cuidadosamente la dosis y reducir el riesgo de que desarrolle una adicción al medicamento.

Para prevenir problemas con el uso de opioides prescritos por el médico, es fundamental seguir las instrucciones del profesional de salud al tomarlos.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mar, 30/07/2019 - 17:16