Síndrome de Gilbert, síntomas incluyen debilidad, fatiga e ictericia.
Síndrome de Gilbert, síntomas incluyen debilidad, fatiga e ictericia.
Artículo

Síndrome de Gilbert, ¡síntomas podrían confundirte!

A veces provoca debilidad y fatiga, pero en la mayoría de casos pasa desapercibido hasta que, por casualidad, se identifica. Conoce qué es el síndrome de Gilbert, síntomas y quiénes suelen verse más afectados por esta condición.

También te puede interesar: Nivel de bilirrubina

Elevada concentración de bilirrubina

El síndrome de Gilbert ocurre cuando el organismo contiene un gen "anormal" (heredado de los padres) que produce cantidad insuficiente de la enzima que ayuda a desintegrar la bilirrubina, cuya presencia en la sangre se eleva.

Como recordarás, la bilirrubina es sustancia amarillenta que se forma durante el proceso natural de descomposición de glóbulos rojos y se encuentra en la bilis (líquido que ayuda a digerir los alimentos) que el hígado produce.

Si bien se encuentra dentro del listado de enfermedades hepáticas, la también conocida como insuficiencia hepática constitucional o ictericia familiar no hemolítica es condición común que no causa daño pero vale la pena conocer, sobre todo, debido a que algunos factores que provocan sus síntomas pueden controlarse.

Por lo general, la enfermedad es más común en hombres y aparece entre los 15 y 30 años de edad; de hecho, la mayoría de casos se detectan en la pubertad (etapa en que aumenta la producción de bilirrubina) o más tarde.

Asimismo, el riesgo de síndrome de Gilbert es elevado si alguno de tus padres porta el gen anormal que provoca esta enfermedad.

También te puede interesar: Hígado

Síndrome de Gilbert: signos frecuentes

Las personas con la también denominada ictericia juvenil intermitente suelen mostrar un color amarillo en la piel y la parte blanca de sus ojos (esclerótica) debido a que la cantidad de bilirrubina en su organismo es elevada y pasa a su sangre.

Otros síntomas del síndrome de Gilbert frecuentes son:

  • Debilidad.
  • Fatiga.
  • Dolor abdominal.

Dolor abdominal bilirrubina elevada

Igualmente, conviene señalar que muchas personas con ictericia también tienen orina oscura y heces de color claro, signos que se producen cuando un bloqueo u otro problema impide que la bilirrubina sea eliminada en las heces, lo que ocasiona que una mayor cantidad se traslade a través de la orina.

Además, si las concentraciones de bilirrubina son elevadas, las sustancias que se forman cuando la bilis se descompone pueden acumularse, causando comezón (picor) en todo el cuerpo.

¿Cómo se diagnostica?

Con frecuencia, la enfermedad se identifica por casualidad cuando el paciente se realiza exámenes médicos con otro propósito.

De acuerdo con la Fundación Mexicana para la Salud Hepática, el diagnóstico se realiza a partir de:

  • Historia clínica.
  • Examen físico.
  • Análisis de sangre.

A menudo, el síndrome de Gilbert se diagnostica cuando se registra una elevada concentración de bilirrubina en la sangre que fluctúa, en general, entre 2 y 5 mg/dL y tiende a aumentar con el ayuno y otros factores estresantes.

Para ello, el examen de bilirrubina en sangre es útil, pues se trata de prueba de laboratorio que permite examinar la salud del hígado.

¿Se puede tratar el síndrome de Gilbert?

A diferencia de otras afecciones del hígado, la ictericia juvenil intermitente no requiere tratamiento y quienes la presentan pueden llevar una vida saludable y normal; de hecho, puede aparecer y desaparecer a lo largo de su vida.

No obstante, conviene señalar que la bilirrubina puede elevarse en distintos momentos, como:

Consumo de alcohol eleva la bilirrubina

  • Infecciones (durante un resfriado o gripe, por ejemplo).
  • Menstruación.
  • Llevar dieta muy baja en calorías.
  • Ayuno prolongado.
  • Deshidratación.
  • Practicar demasiado ejercicio.
  • Consumir alcohol.
  • Estrés severo.
  • Falta de sueño.
  • Medicamentos.

Ictericia: signos de alarma

En la mayoría de casos, la ictericia no compromete la salud, sin embargo, los siguientes síntomas son motivo de preocupación:

  • Dolor abdominal intenso espontáneo y a la palpación.
  • Cambios en la función mental (somnolencia, agitación o confusión).
  • Sangre en las heces o heces de color oscuro.
  • Sangre en el vómito.
  • Fiebre.
  • Tendencia a presentar hematomas o a sangrar con facilidad.

Ante cualquiera de estos síntomas, conviene acudir al médico tan pronto como sea posible.

Síndrome de Gilbert, problema en el hígado.

Complicaciones del síndrome de Gilbert

De acuerdo con expertos de la Clínica Mayo, el nivel bajo de la enzima que procesa la bilirrubina causante del síndrome de Gilbert también puede multiplicar los efectos secundarios de ciertos medicamentos debido a que se trata de sustancia que participa en el proceso de eliminación de estos fármacos.

Entre estos medicamentos se incluyen:

  • Irinotecan (medicamento para quimioterapia contra cáncer).
  • Algunos inhibidores de la proteasa utilizados para tratar la infección por virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Por ello, una persona que tiene el síndrome de Gilbert debe consultar al médico antes de comenzar a utilizar nuevos fármacos.

Saludable estilo de vida

Una vez que el paciente identifica el síndrome de Gilbert en su organismo, conviene adoptar ciertas medidas para controlar situaciones que pueden provocar ictericia, por ejemplo:

  • Alimentación equilibrada. Cualquier persona se beneficia de seguir una dieta balanceada, sin embargo, quien tiene esta enfermedad debe, además, evitar las comidas extremadamente bajas en calorías, pasar largas horas sin consumir alimentos o saltarse comidas.
  • Controlar el estrés. Es aconsejable aprender técnicas para afrontar el estrés, por ejemplo, a través del ejercicio o meditación.
  • Informar a los médicos que tienes esta condición. Debido a que el síndrome de Gilbert afecta la manera en que tu cuerpo procesa ciertos medicamentos, es fundamental que los profesionales de la salud que te atiendan estén enterados de esta condición.

Recuerda que el hígado, además de ser el órgano más voluminoso del cuerpo y pertenecer al sistema gastrointestinal, es considerado la "fábrica química del organismo" debido a que realiza múltiples funciones indispensables para mantenernos vivos, alertas y saludables.

Por tanto, cualquier condición que altere el natural funcionamiento del hígado, como el síndrome de Gilbert, debe ser atendida por los médicos. ¡Cuida tu salud!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mié, 26/06/2019 - 10:53