Ver películas de ficción reduce el dolor
Ver películas de ficción reduce el dolor
Artículo

Ver películas de ficción reduce el dolor

La propiedad analgésica de las películas de ficción acaba de ser comprobada por un grupo de científicos británicos.

Dirigidos por el psicólogo evolutivo Robin Dunbar, investigadores de la Universidad de Oxford, Reino Unido, realizaron un experimento con 169 voluntarios que no se conocían entre ellos, los cuales vieron la película Stuart: Una vida al revés, basada en la historia de un drogadicto sin hogar y alcohólico que pasó una infancia difícil.

Mientras tanto, otro grupo de 68 participantes contempló documentales meramente informativos sobre historia natural y geología.

Posteriormente, se hicieron pruebas a todos los participantes para medir su umbral de dolor (capacidad de soportar la sensación de dolor) y, por consiguiente, sus niveles de endorfinas, neurotransmisores con propiedades narcóticas (inducen el sueño y son similares a los opiáceos en su efecto analgésico y de sensación de bienestar).

Publicados en la revista científica Royal Society Open Science, los resultados mostraron que quienes se habían emocionado con la difícil vida de "Stuart" aguantaron durante más tiempo una postura incómoda (como quedarse sentados con la espalda recta contra la pared) que los espectadores del documental, además de que se sentían más unidos al grupo. En otras palabras, aumentaron su tolerancia al dolor en 18% comparados con el otro conjunto de participantes.

Según los investigadores británicos, aunque el aumento de endorfinas no explique por completo nuestra afición a las historias dramáticas, debe considerarse factor de peso que no sólo nos empuja a ver películas de ficción, también a sumergirnos en las páginas de una romántica novela o a no perdernos ningún capítulo de nuestra serie preferida. 

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico