caso del paciente 91 por coronavirus
caso del paciente 91 por coronavirus
Artículo

Tras 2 meses en el respirador, el “paciente 91” despertó

Por 68 días, en Vietnam sólo se habló de una cosa: el estado de salud del “paciente 91”, la última persona hospitalizada por COVID-19 en el país. En cualquier otro lugar del mundo, a los 30 días los médicos hubieran desconectado el ventilador y él hubiera muerto; pero después de dos meses en terapia intensiva, Stephen Cameron está vivo y Vietnam se mantiene sin muertes por coronavirus.

Si hubiera estado en casi cualquier otro lugar del planeta, estaría muerto. Habrían pulsado el interruptor después de 30 días.

El piloto escocés de 43 años ha sido el caso de coronavirus más severo que ha registrado Vietnam, país asiático que comparte frontera con China, el epicentro de la pandemia.

También te puede interesar: Intubada, mi esposa peleó contra el COVID-19 y salvó 2 vidas

Cameron llegó a Vietnam en febrero, enfermó en marzo y para abril ya estaba en estado de coma. La embajada inglesa le informó a su familia que Stephen tenía sólo 10% de probabilidades de sobrevivir y que era necesario prepararse para lo que parecía inevitable.

Sin posibilidad de ser trasladado al Reino Unido, los médicos asiáticos asumieron el reto de mantener con vida a aquel hombre extranjero. Por su parte, los medios vietnamitas siguieron de cerca el progreso del único enfermo grave que quedaba en el país.

Estoy agradecido por la terquedad de los médicos de no querer que yo muriera bajo su cuidado.

Y justo fue eso: terquedad. Para mayo, Stephen había salido del coma, pero seguía conectado a un respirador artificial. Los médicos del Hospital de Enfermedades Tropicales de Ho Chi Minh estaban decididos a salvar a su paciente, aunque para eso se necesitara un trasplante de pulmón.

Cameron tenía fibrosis pulmonar avanzada, condición médica que le había hecho perder 90% de su función respiratoria; se ahogaría si no tomaban medidas extremas.

La idea del trasplante de pulmón ya se había puesto a prueba. En Wuhan, China, dos pacientes con daños irreparables por coronavirus se habían sometido a este procedimiento.

También te puede interesar: 4 tratamientos experimentales contra el COVID-19

Cuando se dio la noticia, la solidaridad del pueblo vietnamita llegó a un punto extremo. Dos personas se ofrecieron como voluntarios para donar uno de sus pulmones (se puede vivir con un solo pulmón). Pero las leyes del país no lo permitieron.

Entonces, los médicos intentaron una técnica menos invasiva. Conectaron a Cameron a una máquina de oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés).

Se trata de un procedimiento similar a la diálisis que extrae la sangre de su cuerpo y la oxigena de manera artificial para bombearla nuevamente al cuerpo. Este tratamiento cuesta entre 5 mil y 10 mil dólares diarios, y lo valió.

Stephen Cameron despertó sin ningún daño. Hoy en día se recupera en la misma unidad médica, asiste a terapia respiratoria y fisioterapia para fortalecer sus piernas. Oficialmente, venció al COVID-19.

¿Qué ha hecho Vientnam para no tener muertes por coronavirus?

El país asiático es un ejemplo de buenas decisiones en esta pandemia. Comparte casi mil 500 kilómetros de frontera con China, pero entre los 95 millones de habitantes, sólo se han registrado 327 casos confirmados y ni un solo fallecimiento.

Los hospitales nunca estuvieron al máximo de su capacidad y la mayor parte de los infectados se recuperaron en casa. Desde inicios de mayo no han registrado nuevos brotes, por lo que se considera un país libre de coronavirus.

La estrategia sanitaria de Vietnam se resume en tres puntos:

Reacción oportuna

Desde que se dio la noticia del descubrimiento del virus SARS-CoV-2, Vietnam se puso en estado de alerta. Además, se cancelaron todos los vuelos nacionales e internacionales y se cerraron las fronteras al turismo.

Cuarentena rigurosa

El aislamiento en Vietnam ha sido de los más restrictivos del mundo. En el país asiático es obligatorio dar aviso a las autoridades de personas con síntomas sospechosos.

Además, la policía se ha dedicado a rastrear personas que hayan estado en contacto con pacientes confirmados y obligarlos a mantener cuarentena.

Población bien informada

La campaña de concientización sobre el COVID-19 iniciada en Vietnam es de las más grandes y completas del mundo. Sus habitantes han recibido información de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por todos los medios de comunicación posible.

Si bien muchos analistas internacionales afirman que es probable que la cifra de contagios sea mayor que la que las autoridades afirman, lo cierto es que la OMS ha reconocido el trabajo de la sociedad vietnamita para aplanar la curva del COVID-19.

Si bien el caso del paciente 91 por coronavirus nos da esperanzas, es importante recordar que la única forma de mantenernos seguros es la prevención. Sigue las recomendaciones de las autoridades sanitarias y, si puedes, quédate en casa.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Mié, 01/07/2020 - 11:56