Carga viral por coronavirus
Carga viral por coronavirus
Artículo

Carga viral de coronavirus, ¿cómo se mide y qué indica?

La cantidad de virus que las pruebas identifican en un paciente es vital para establecer cualquier diagnóstico médico. Con el coronavirus, la carga viral permite confirmar o descartar un caso, por tanto, es importante saber cómo se mide y qué significa.

¿Qué es la carga viral?

El número de casos confirmados con el coronavirus SARS-CoV-2 supera hoy los 2 millones a nivel mundial, cifra que se ha obtenido mediante pruebas de diagnóstico realizadas en todos los países.

Carga viral de coronavirus

En los análisis de laboratorio, los especialistas cuantifican la carga viral que un individuo registra, es decir, la cantidad total de virus que tiene dentro de su cuerpo; este dato facilita establecer tanto el diagnóstico como el tratamiento médico correspondiente.

También te puede interesar: Pruebas de detección del VIH

En la actualidad, las mediciones de carga viral más frecuentes se realizan para casos de infección por virus de inmunodeficiencia humana (VIH), así como de hepatitis viral C y B; en estos casos, la cuantificación de partículas víricas es determinante para estimar la evolución de la enfermedad.

Partículas víricas en fluidos corporales

Conocer la carga viral en pacientes infectados por el nuevo coronavirus permite saber el grado de infección del patógeno a partir de la estimación de la cantidad de partículas víricas en fluidos corporales como sangre o saliva.

De ahí que hoy los científicos expliquen que la carga viral del SARS-CoV-2 puede indicar la gravedad de la enfermedad COVID-19.

En estudio publicado en marzo pasado, investigadores encontraron niveles de carga viral hasta 60 veces más altos en pacientes con síntomas más graves en comparación con aquellos individuos infectados sin síntomas.

Según los resultados del análisis, individuos con COVID-19 presentaron los niveles de carga viral más altos durante el inicio de la infección y posteriormente disminuyeron con el tiempo, “lo que podría explicar la naturaleza de la rápida propagación de la enfermedad”, dijeron los autores.

Otro dato importante que aporta el citado estudio es que el coronavirus puede propagarse rápidamente entre infectados sin síntomas.

De igual forma, los autores subrayaron la necesidad de un tratamiento antiviral lo antes posible tras la detección de la infección para reducir las probabilidades de que la enfermedad se complique en los días siguientes.

Limitar la exposición al coronavirus

La cantidad de virus que una persona infectada con el SARS-CoV-2 es imposible de conocer a simple vista, de ahí la necesidad de respetar el aislamiento social que recomiendan las autoridades.

Medidas de prevención de infecciones

Por tanto, para protegernos debemos limitar cualquier posible exposición al patógeno, por ejemplo, manteniendo cierta distancia (2 metros, mínimo) con personas que tosen o estornudan y evitando las congregaciones de grandes grupos.

Entre mayor exposición al coronavirus tiene una persona, más elevada resulta la carga viral, así como el riesgo de presentar una forma grave de COVID-19.

Nadie debe escatimar las precauciones que a diario se mencionan por todas partes, por ejemplo, lavarse las manos a fondo y con frecuencia usando agua y jabón o bien, desinfectante a base de alcohol; usar cubrebocas si sales a la calle e intentar coincidir con el menor número de personas posible, como recomienda la Organización Mundial de la Salud.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mié, 15/04/2020 - 12:23