Porque tengo escurrimiento nasal y no tengo gripe
Porque tengo escurrimiento nasal y no tengo gripe
Artículo

Por esto, puedes tener escurrimiento nasal sin gripe

Sin un pañuelo a la mano para detenerlo, el goteo por la nariz es bastante inoportuno, peor aún si no hay señales de enfermedad que lo acompañen. Entonces, ¿por qué tengo escurrimiento nasal y no tengo gripe?

Causas de secreción nasal

Mucosidad nasal, causas

Aunque resulta desagradable, la mucosidad que “fabrica” la nariz desempeña útil función para el organismo (produce aproximadamente un litro cada día), ya que evita el ingreso de gérmenes, polvo, polen y bacterias a los pulmones.

Además, gracias a la mucosidad nasal, las membranas del sistema respiratorio se mantienen lubricadas y protegidas.

También te puede interesar: Escurrimiento nasal

Ahora bien, las razones que explican por qué aparece el escurrimiento nasal incluyen:

  • Llanto. Cuando lloras, las glándulas lagrimales (situadas bajo los párpados) drenan a través de los conductos lagrimales que descargan en la nariz. Así, las lágrimas se mezclan con la mucosidad allí presente y, como resultado, inicia el goteo nasal.
  • Reacciones alérgicas. Estar en contacto con elementos que producen alergia, como pelo de gatos o perros, hace que la nariz gotee; esto debido a que las personas alérgicas reaccionan ante estos elementos como si se tratara de gérmenes.
  • Infecciones víricas de vías respiratorias altas. Tener resfriado o gripe, por ejemplo, ocasiona que la nariz comience a fabricar más mucosidad para mantener a los gérmenes invasores lejos de los pulmones y del resto del cuerpo, donde podrían originar mayores molestias de las que imaginas.
  • Infección en los senos paranasales (sinusitis).
  • Objeto extraño en la nariz. Esto ocurre con mayor frecuencia en niños pequeños que meten algún objeto pequeño a la nariz sin que los padres se percaten de ello, hasta que el niño presenta hemorragia persistente, goteo nasal, secreción de olor desagradable o dificultad para respirar en una fosa nasal.
  • Abuso de aerosoles descongestionantes. Usar con frecuencia spray para descongestión nasal (más de 3 o 5 días), puede provocar importante congestión de rebote (peor que la previa) cuando los efectos del fármaco desaparecen. Esta situación suele persistir durante cierto tiempo, lo que hace pensar al paciente que se trata de una continuación del problema original y no una consecuencia.
  • Clima frío. A menudo, los días frescos (invernales) provocan en algunas personas un goteo nasal debido a que el aire de la nariz es más caliente que el del exterior.

¿Debo acudir al médico?                         

Si el goteo nasal aparece junto con señales típicas de resfriado, por ejemplo, congestión nasal, probablemente sea el inicio de un caso de gripe que en pocos días desaparecerá.

En cambio, cuando el escurrimiento nasal se acompaña de síntomas como dolor facial espontáneo, secreción por un solo lado de la nariz o hemorragia nasal, el paciente debe acudir al médico.

En estos casos, el diagnóstico correcto sólo puede brindarlo el profesional de la salud, quien luego de preguntar por los signos y molestias, elaborar el historial del paciente y realizar exploración física, determina la causa de la secreción nasal y el tratamiento adecuado.

Color del goteo nasal, ¡clave!

¿Sabías que el color de la secreción nasal también puede ser indicador del estado de salud de una persona?

Si tienes “alma de investigador” y te preguntas: “¿Por qué tengo escurrimiento nasal?”, quizá debas poner atención al tono que observas en el pañuelo desechable al limpiarte.

Escurrimiento nasal, color y significado

Por lo general, el significado del goteo nasal según la coloración que percibes es el siguiente:

  • Transparente y blanquecino. Suele indicar alergia, sobre todo, si va acompañado de estornudos.
  • Amarillento. Puede revelar infección, ya que el color amarillo resulta de los restos de glóbulos blancos que luchan contra una enfermedad infecciosa en las vías respiratorias.
  • Verde. Una coloración verdosa con consistencia más sólida puede significar falta de hidratación; si va acompañada de dolor de cabeza, es posible que se trate de sinusitis (inflamación de los senos nasales) o de que el cuerpo está batallando contra infección más grave.
  • Marrón o negruzco. Este color habitualmente resulta de haber respirado aire muy contaminado o inhalado polvo o polución; el cuerpo responde expulsando más moco para limpiar las vías respiratorias y expulsar las sustancias contaminantes.
  • Rosa o colorado. Suele indicar que contiene sangre y puede aparecer cuando la persona se suena demasiado fuerte y algún capilar pequeño de la nariz se “rompe”. Con frecuencia, este goteo nasal desaparece en poco tiempo, una vez que los capilares se cicatrizan.

Ahora sabes cuáles son las causas del escurrimiento nasal y cómo actuar cuando el problema se presenta con frecuencia. ¡No te automediques! Acude al profesional de la salud y respeta sus indicaciones.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico