¿Por qué tengo tos seca y no se me quita?
¿Por qué tengo tos seca y no se me quita?
Artículo

¿Por qué tengo tos seca y no se me quita?

Sufrir ataques de tos después de una gripe es algo bastante común y, a la vez, tan molesto que de inmediato se buscan remedios para acabar con ella. Si te has preguntado ¿"Por qué tengo tos seca y no se me quita?", te damos respuesta.

También te puede interesar Acaba con la tos

Toser, toser y toser

Aunque desagrada, la tos es reflejo que nos protege, ya que permite mantener despejadas la garganta y vías respiratorias.

Cuando acompañan a un resfriado, gripe o bronquitis, por ejemplo, los cuadros de tos se consideran agudos, lo cual significa que duran entre 2 a 3 semanas hasta que quedan solo como un molesto recuerdo que nos impide dormir.

"De hecho, es el último síntoma que desaparece después de una gripe, por tanto, es normal que la tos seca dure algunas semanas", asegura la Dra. Martha Ramiro, experimentada epidemióloga del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

¡Ayuda! ¿Por qué tengo tos seca y no se me quita?

Los médicos aseguran que muchos casos de tos empeoran por la noche debido a que la mucosidad de la nariz y los senos nasales suelen bajar por la garganta y provocar la necesidad de "limpiar" las vías mientras la persona duerme o intenta hacerlo.

Otra razón de la tos nocturna que no deja descansar es que las vías respiratorias tienden a estar más sensibles y más fáciles de irritar por la noche.

Medidas contra la tos

"El tratamiento de una enfermedad de vías respiratorias debe ser indicado por el médico", señala la Dra. Ramiro y agrega que, como complemento a las recomendaciones del profesional de la salud, también existen remedios que el afectado puede practicar en casa, como:

  • Tomar líquidos: sobre todo si son calientes, te ayudarán a suavizar la garganta y a mantener la mucosa con buen nivel de hidratación. ¡Disfruta un té de manzanilla endulzado con miel por la noche y dormirás mejor!
  • Pastillas o caramelos: puedes chupar pastillas o caramelos (duros) para la tos, los cuales pueden suavizar la garganta irritada y aliviar la tos seca.
  • Aire húmedo: si la tos se incrementa por la noche, es buen consejo tomar una ducha con mucho vapor antes de ir a la cama o usar un vaporizador.
  • Evitar el humo de tabaco: fumar o respirar el humo de segunda mano irrita los pulmones y puede empeorar la tos causada por otros factores.
  • Medicamentos: los fármacos antitusígenos son útiles para combatir la tos, gracias a que ayudan a disolver el moco, mejorar la rinorrea y aliviar el goteo retronasal que acompaña una gripe o resfriado, por ejemplo.

Si a pesar de estas medidas, la tos no desaparece, es necesario acudir al médico para encontrar las causas del problema y un mejor tratamiento.

Ahora sabes que aunque parece que te acompañará "de por vida", en realidad la tos suele durar solamente 2 o 3 semanas.

Con esta información, esperamos que hayas encontrado respuesta a "¿Por qué tengo tos seca y no se me quita?"

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico