Sarah Gilbert coronavirus,
Sarah Gilbert coronavirus,
Artículo

Sarah Gilbert, la científica más cercana a detener la pandemia

Ébola, influenza, malaria, la vida de Sarah Gilbert se ha basado en luchar contra estas enfermedades. Tras más de 20 años de carrera, la doctora en Bioquímica encabeza la investigación de la Universidad de Oxford para llegar a una vacuna segura, efectiva y a un precio accesible para todo el mundo. Conoce su historia.

También te puede interesar: Vacuna para el COVID, hay 3 proyectos que podrían estar cerca

Bióloga de formación, profesora universitaria y madre de trillizos que apenas cumplieron la mayoría de edad, Gilbert y su equipo trabajan a pasos acelerados, ya que lo que normalmente toma en promedio 5 años lo han hecho en 4 meses.

Su investigación se basa en el aprovechamiento de las células T, especializadas en detectar, marcar y eliminar patógenos de nuestro organismo.

También te puede interesar: Vacuna para el coronavirus, ¿preventiva o curativa?

El cuerpo produce células T específicas para cada infección, por lo que descubrir cómo hacer que el organismo produzca células especializadas que combatan el virus SARS-CoV-2 es de vital importancia para controlar la pandemia y evitar rebrotes.

Su confianza en la vacuna es tal que sus tres hijos son voluntarios en las pruebas con seres humanos.

Hemos usado este tipo de vacunas en varias ocasiones en el pasado, así que no esperamos sorpresas.

Y la velocidad vale la pena. De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins, con casi 17 millones de casos confirmados y más de 660 mil fallecimientos en todo el mundo, cada día cuenta. Sin embargo, hay un interés extra.

Ser los creadores de la primera vacuna aprobada para luchar contra el coronavirus es un mérito que todo científico busca en estos momentos. Es más, existen otras 22 vacunas que se encuentran en etapa de ensayos clínicos en humanos. La competencia es feroz.

Elisa granato

Elisa Granato, científica valiente

En cuestión de ciencia, toda ayuda es bienvenida. Elisa, de 32 años, es investigadora de la Universidad de Oxford en el área de Zoología, pero su interés por ayudar la llevó a ser la segunda persona en recibir una dosis de la vacuna experimental.

Soy una científica y quería apoyar un proyecto científico. Personalmente, tengo cierto grado de confianza en esta vacuna.

La intención de esta prueba era comprobar que la vacuna no le haga daño a una persona sana, lo que sería el primer paso para crear un método que prevenga contagios de SARS-CoV-2.

La vacuna no contiene COVID-19 en absoluto. Solo hay una pequeña parte insertada en un virus diferente y no dañino. Esto evita que se propague, pero potencialmente puede activar el sistema inmunitario y así protegernos de COVID-19. No seré infectada intencionalmente con el coronavirus.

Pocos días después, y a pesar de no tener síntomas de COVID-19, Granato despertó con la noticia de que un medio inglés había publicado su presunta muerte por una prueba fallida de la nueva vacuna contra el coronavirus.

Me está yendo muy bien hasta ahora, todo el equipo está haciendo un excelente trabajo de control y apoyo”, publicó en redes sociales para desmentir la noticia.

Ahora que conoces las historias de la Dra. Sarah Gilbert y Elisa Granato contra el coronavirus, recuerda que por el momento la mejor forma de combatir la infección es quedarse en casa, usar cubrebocas y lavarse las manos.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Mié, 29/07/2020 - 17:08