Asocian la falta de sueño con el exceso de calorías
Asocian la falta de sueño con el exceso de calorías
Artículo

Asocian la falta de sueño con el exceso de calorías

Entre más calorías consumimos, más episodios de insomnio enfrentamos, según estudio realizado en Estados Unidos.

De acuerdo con investigación del Instituto Salk para Estudios Biológicos, en La Jolla, California, nuestros hábitos alimenticios podrían influir en la cantidad y calidad de sueño que experimentamos por la noche.

Publicado en revista especializada (Cell Metabolism), el estudio encontró dos asociaciones: las personas que duermen más consumen menos calorías, y en segundo lugar, que buena parte de quienes creen que están haciendo correctamente tres comidas diarias, también ingieren muchas botanas o snacks, lo que aumenta su ingesta calórica (estos individuos experimentaron también más episodios de insomnio).

Los investigadores pidieron a un grupo de más de 150 voluntarios que utilizaran una aplicación para celulares a fin de fotografiar todo lo que comían y bebían durante tres semanas; la mayoría ingería alimentos durante aproximadamente 15 horas por día, consumiendo menos del 25% de las calorías antes del mediodía y más del 35% después de las 6 de la tarde.

"La mayoría piensa que consume tres comidas y uno o dos refrigerios en un lapso de 10 a 12 horas; sin embargo, observamos que en realidad ingería calorías en un periodo muy prolongado", dijo Satchidananda Panda, coautor del estudio e investigador del Instituto Salk para Estudios Biológicos.

El problema de consumir más calorías por la noche que en el día es que "confunde al reloj biológico de nuestro cuerpo y nos predispone a obesidad, diabetes, hígado graso, colesterol elevado y enfermedad cardiovascular", indicó Satchidananda Panda.

Los autores también analizaron si la aplicación ayudaría a consumir menos calorías al alentar al usuario a comer y beber durante un lapso más limitado. Para eso, pidieron a ocho personas con sobrepeso que disminuyeran su periodo diario de ingesta de alimentos de 14 horas a entre 10 y 11 horas. Después de 16 semanas, el grupo había adelgazado 3.5% de su peso y dormía mejor.

Por otro lado, Elina Helander, investigadora de la Universidad de Tecnología de Tampere, en Finlandia, comentó al respecto que si bien el estudio no se diseñó para demostrar si las aplicaciones móviles u otras formas de monitorizar la alimentación ayudarían a adelgazar, los resultados coinciden con la evidencia que asocia el automonitoreo de los hábitos alimenticios con la pérdida de peso

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico