Ataques de ansiedad por la noche
Ataques de ansiedad por la noche
Artículo

No duermo por ansiedad, ¿qué hago?

Todos tenemos noches difíciles en las que es imposible descansar, aunque algunas personas las sufren con mayor frecuencia. Si alguien confiesa: "¡No duermo por ansiedad!", probablemente requiera la ayuda de un especialista.

Síntomas de ansiedad

Sufrir ansiedad es bastante común en la actualidad y no sólo porque a alguien le inquieta su situación financiera, comenzará un nuevo trabajo o discutió con su pareja, lo cual puede ser normal.

También te puede interesar: Ataque de ansiedad, más que nervios y estrés

No, el problema es distinto para quien vive con los llamados trastornos de ansiedad. De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos (de Estados Unidos), las personas con ansiedad tienen sentimientos de miedo e inseguridad que interfieren con sus actividades cotidianas, lo que suele prolongarse por 6 meses omás.

De igual forma, los afectados tienen mayor riesgo de desarrollar otros problemas de salud, como enfermedades cardiacas, diabetes, abuso de sustancias y depresión.

Insomnio por ansiedad

Cómo controlar la ansiedad por la noche

Las personas con trastorno de ansiedad generalizada se preocupan demasiado por temas de la vida cotidiana, como su salud o problemas familiares; además, se sobresaltan con facilidad.

No obstante, uno de los síntomas de ansiedad más serios es que el paciente no puede relajarse y le resulta difícil dormir o permanecer dormido. En consecuencia, experimenta dolores de cabeza, musculares o molestias inexplicables a lo largo del día que, en la mayoría de casos, se relacionan con el insomnio por ansiedad.

Ataques de ansiedad por la noche, ¿qué hago?

Si los ataques de ansiedad por la noche te impiden descansar, es preciso acudir al médico, quien puede identificar el origen del problema y determinar si requieres tratamiento farmacológico y/o buscar orientación psicológica.

Además de la opinión del profesional de la salud, algunas medidas que pueden ayudarte a combatir el insomnio por ansiedad incluyen:

  • Menos siestas. Evita dormir durante el día las típicas siestas, ya que pueden hacer que, al llegar la noche, el insomnio sea más difícil de superar.
  • Controla los pensamientos negativos. Si las ideas pesimistas te invaden y no te dejan dormir, deja la cama y realiza otra actividad que no suponga mucho esfuerzo mental, pero te permita abandonar los pensamientos alarmistas.
  • Cuida la higiene del sueño. Establece un horario de sueño fijo y regular; procura respetarlo al máximo, es decir, acostúmbrate a ir a la cama y levantarte siempre a la misma hora.
  • Ejercítate. Practicar alguna actividad física no sólo te ayudará a combatir el insomnio por ansiedad, también favorecerá el control de peso y mejorará tu estado de ánimo. ¡Ojo! Para evitar que el sistema nervioso esté excesivamente activo a altas horas de la noche, ejercítate por la mañana o la tarde.
  • Evita los estimulantes. Cuando no duermes por ansiedad es preciso renunciar al hábito de tomar café o cualquier bebida con estimulantes después de las 6 de la tarde, de lo contrario, conciliar el sueño será aun más difícil.

Si la sensación de tristeza y ansiedad te resulta abrumadora o crees que los problemas no parecen mejorar a pesar de tus esfuerzos, considera buscar la orientación de un profesional para que te aconseje cómo controlar la ansiedad en la noche.

Hoy existen numerosos tratamientos para superar los trastornos de ansiedad, razón suficiente para acudir al médico y hablar sobre tus síntomas y dificultades para conciliar el sueño. ¡Cuídate!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Vie, 14/02/2020 - 13:10