7 síntomas de hígado intoxicado
7 síntomas de hígado intoxicado
Artículo

7 síntomas de hígado intoxicado

A la mayoría de personas, el ritmo de la vida diaria nos provoca fatiga frecuente que generalmente se supera después de algunos días de descanso.

Si ya te tomaste un respiro y el problema persiste, habrá que investigar la causa, pues podría ser uno de los síntomas de hígado intoxicado. ¡Infórmate!

También te puede interesar Bebidas para limpiar el hígado graso en poco tiempo

Señales de hígado intoxicado

El hígado es el órgano más voluminoso de tu cuerpo (se ubica en la parte derecha del abdomen, justo debajo del diafragma); los expertos aseguran que representa "la fábrica química del organismo", por tanto, muchas funciones dependen de que trabaje correctamente, por ejemplo, la producción de enzimas digestivas, proteínas, colesterol, glucosa y otras sustancias.

En caso de verse afectado por determinados elementos potencialmente peligrosos, entre ellos, alcohol, sustancias químicas, medicamentos o suplementos nutricionales, el hígado se intoxica y puede alterar sus funciones, mediante alguno de los siguientes síntomas:

  • Fatiga.
  • Ictericia (coloración amarilla de la piel y la parte blanca de los ojos).
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen.
  • Pérdida de apetito.
  • Síntomas de hígado intoxicado
    A veces, sufrir náuseas y ganas de vomitar, nos advierten problemas en el hígado.
  • Náusea y vómito.
  • Pérdida de peso.
  • Orina de color oscuro.
Síntomas de hígado intoxicado
Perder peso sin explicación, puede ser señal de hígado intoxicado.

Visita al médico si tienes síntomas de hígado intoxicado

En ocasiones, no es posible identificar exactamente la causa de un hígado intoxicado; sin embargo, algunos factores de riesgo son:

  • Sobrepeso u obesidad.
  • Niveles altos de colesterol y triglicéridos.
  • Consumo de alcohol frecuente.
  • Diabetes tipo 2.
  • Síndrome metabólico.
  • Enfermedades de la tiroides.

Por lo general, los síntomas de hígado intoxicado desaparecen cuando el paciente deja de exponerse al agente responsable, aunque ocasionalmente el daño permanece en el órgano y puede desencadenar cirrosis o insuficiencia hepática.

Para reducir las probabilidades de presentar síntomas de hígado intoxicado, conviene llevar una dieta saludable, rica en frutas, granos integrales y grasas "buenas", además de practicar ejercicio de manera frecuente.

Si experimentas alguno (o todos) los síntomas de hígado intoxicado en forma permanente, no dudes en consultar al médico tan pronto como sea posible.

En ocasiones, el ritmo de vida tan agitado que llevamos impiden que atendamos oportunamente molestias que parecen "simples", como fatiga, pérdida de apetito o de peso, y cuando finalmente lo hacemos, el problema se ha complicado y es más difícil de tratar.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico