Conservadores en alimentos favorecen la obesidad
Conservadores en alimentos favorecen la obesidad
Artículo

Conservadores en alimentos favorecen la obesidad

Científicos del Centro Médico Cedars-Sinai de Estados Unidos realizaron estudio que determinó que los conservadores en alimentos pueden alterar las hormonas y favorecer la aparición de obesidad.

Concretamente analizaron al butilhidroxitolueno (antioxidante que suele agregarse a cereales para evitar que se pongan rancios), ácido perfluorooctanoico (polímero que se encuentra en utensilios de cocina, alfombras y otros objetos) y tributilestaño (compuesto de las pinturas que pueden penetrar el agua y acumularse en los mariscos).

Estos investigadores emplearon tejidos productores de hormonas, obtenidos a partir de células madre humanas, con la finalidad de demostrar que la exposición prolongada a estos químicos puede interferir en las señales que se envían desde el sistema digestivo al cerebro y que indican saciedad durante las comidas. Por tanto, cuando este sistema se altera, la gente tiende a continuar comiendo, provocando el aumento de peso, señalaron en el estudio publicado en Nature Communications.

Tras hacer crecer el tejido epitelial (recubre el intestino) y los tejidos neuronales del hipotálamo (región del cerebro que regula apetito y metabolismo), los expertos los expusieron por separado y combinados con los conservadores (o conservantes) de alimentos, lo cual les permitió determinar que dichos productos químicos interrumpen las redes que hacen que las hormonas de señalización mantengan su estructura y se transporten fuera de las células, volviéndolas ineficaces.

Asimismo, descubrieron que dichos conservadores dañan las mitocondrias, estructuras celulares que convierten el alimento y el oxígeno en energía y que, combinados, incrementan aún más el riesgo de obesidad.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico