Dieta de la Cenicienta, conoce sus peligros
Dieta de la Cenicienta, conoce sus peligros
Artículo

Dieta de la Cenicienta, conoce sus peligros

La dieta de la Cenicienta se agrega al listado de opciones que las jóvenes encuentran para bajar de peso en Internet, y al igual que muchas otras propuestas "mágicas" para adelgazar, encierra numerosos peligros.

Dieta de la Cenicienta para reducir la cintura

Se trata de reto aparentemente creado en Japón que en poco tiempo saltó a las redes sociales, donde adquirió popularidad entre mujeres que ansían tener algo más que diminuta cintura, en otras palabras, silueta como de "princesa de cuento".

El propósito de la dieta de la Cenicienta es que la persona logre un índice de masa corporal (IMC) de 18, mucho más bajo que los valores sugeridos por organismos internacionales para un peso normal de 18.5 y 24.9. En consecuencia, cualquier esfuerzo por llegar a este IMC significará un peligro para la salud.

Otros aseguran que para lograr la silueta de la princesa de Disney, se aplica una fórmula que consiste en elevar la estatura (en metros) al cuadrado y el resultado volverlo a multiplicar por 18. Por ejemplo, si la joven mide 1.60 m, multiplica esta cifra por 1.60, después por 18 y al final obtiene 46, que serían los kilos de peso a los que debe aspirar.

Evidentemente, para ello es necesario seguir régimen alimenticio que no brinda los nutrientes que el cuerpo requiere. Como consecuencia, la persona puede sufrir mareos, alteraciones en la menstruación, dolor de cabeza, mal humor, etc. y terminar presentando trastornos alimenticios (anorexia y/o bulimia).

Riesgos por seguir la dieta de la Cenicienta

Aunque "presumen" en sus redes sociales la pérdida de peso, las mujeres (adolescentes, en su mayoría) que siguen la dieta de la Cenicienta se esfuerzan por lograr medidas corporales a todas luces "irreales", lo que además de dañar su salud, afecta su autoestima y les crea un sentimiento de frustración.

Si no estás a gusto con tu silueta o peso corporal, no sigas dietas de moda ni esperes encontrar una "varita mágica" que reduzca tus medidas en un instante.

Lo mejor para tu salud física y mental es acudir con un médico para saber si realmente tienes "kilos de sobra" y, en todo caso, identificar los hábitos que debes modificar para elevar tu calidad de vida.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico