La obesidad altera el sentido del gusto
La obesidad altera el sentido del gusto
Artículo

La obesidad altera el sentido del gusto

En la Universidad de Buffalo, Estados Unidos, un equipo de investigadores dirigido por la profesora de ciencias biológicas Kathryn Medler descubrió que las células de la lengua encargadas de detectar el sabor dulce pueden cambiar en quien padece sobrepeso severo.

En esta investigación hecha con ratones, los biólogos encontraron que la obesidad altera el sentido del gusto, esto es, la capacidad de detectar sabores dulce y amargo.

Luego de comparar a roedores delgados con ratones gordos, descubrieron que los obesos tenían menos células del gusto que respondían al estímulo de lo dulce, algo que no sucedió con otros sabores básicos como salado, ácido y umami (del japonés "sabroso").

Hasta ahora los estudios se han enfocado en analizar las distintas áreas en el cerebro humano que controlan el apetito y hacen que uno quiera comer, así como en los cambios hormonales de una persona obesa.

Sin embargo, según Medler, nadie había investigado las células encargadas de detectar los distintos sabores, que son las que tienen contacto directo con los alimentos. El equipo de investigadores encontró que no responden tan bien y que, cuando lo hacen, las señales que mandan no son tan fuertes como en un ratón normal, lo cual abre nueva posibilidad para tratar la obesidad.

"Si logramos manipular esas células para que funcionen como las normales, podremos controlar y cambiar la tendencia de las personas a comer de más", concluyó Medler.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico