Por qué engordamos con la edad
Por qué engordamos con la edad
Artículo

¿Por qué subimos de peso con la edad?

Si en cada cumpleaños "te regalas" ropa en tallas cada vez más grandes, ¡no te sientas mal! La ciencia ha descubierto por qué subimos de peso con la edad, incluso, comiendo menos que antes.

Más kilos, más edad

Más edad, más kilos

Seguramente has notado que, conforme el tiempo pasa, resulta más difícil mantener tus medidas, es decir, cintura y caderas crecen igual que la grasa alrededor de antebrazos e incluso, del rostro. Se trata de una característica que presentan hombres y mujeres indiscriminadamente.

En ellas, por ejemplo, ganar kilos suele estar relacionado con la menopausia, mientras la mayoría de varones lucen la famosa "curva del amor" al comenzar la vida en pareja (¡o antes!).

Aunque expertos aseguran que el sobrepeso "no es consecuencia directa" del envejecimiento, científicos del Instituto Karolinska (Suecia) parecen haber identificado el factor que explica esa imagen más rellena o robusta que muchos adultos lucen en cada cumpleaños.  

El hallazgo surgió en estudio publicado en la revista Nature Medicine. Los investigadores encontraron que la velocidad a la que se eliminan y almacenan las grasas disminuye durante el envejecimiento y facilita el aumento de peso, incluso, si la persona no come más o sigue ejercitándose como antes.

Luego de estudiar las células grasas de 54 hombres y mujeres durante un periodo de 13 años, los científicos descubrieron una disminución en la sustitución de lípidos en el tejido adiposo de los participantes, es decir, en la velocidad a la que se eliminan y almacenan grasas de las células.

Se queman menos calorías y se duerme peor

Especialistas aseguran que el envejecimiento suele llegar acompañado de una disminución total del gasto energético; esto provoca que poco a poco ganemos peso aunque nuestros hábitos alimenticios no se modifiquen, es decir, comamos lo mismo que antes.

Dormir mal puede causar aumento de peso

La alteración del sueño también contribuye al aumento de peso porque durante el día se experimenta mayor fatiga y disminuye la actividad física. En otras palabras, entre menos duermes por la noche, más fácil resulta ganar kilos.

Es evidente que obesidad y sobrepeso son factores que alteran la salud, aunque las consecuencias también complican la autoimagen, la salud emocional y hasta las relaciones íntimas de pareja.

¡Más ejercicio!

Ejercicio contra sobrepeso

Aunque a diario veamos a mujeres y hombres con magnífica figura, a pesar de andar ya por los 40 o 50 años, sabemos que no es fácil lograrlo.

La clave para ello está en practicar actividad física por más tiempo. Recuerda que el ejercicio físico regular puede mejorar parcialmente o bien, retardar de manera significativa, la pérdida de masa muscular.

Por tanto, conviene realizar ejercicios para fortalecer los músculos, como abdominales y flexiones, trabajo con pesas o gomas elásticas.

Trabajo con peso

Igualmente, el ejercicio aeróbico (requiere oxígeno para llevarse a cabo) es de gran utilidad si se quiere fortalecer el corazón, que al envejecer requiere mayor esfuerzo para bombear sangre.

De hecho, los deportistas de edad avanzada no tienen tanta capacidad de adaptación como los jóvenes, de ahí la necesidad de practicar movimientos que favorezcan la resistencia y capacidad pulmonar.

Si ganas kilos con la edad, ¡deja de sentirte culpable! Ahora sabes que es algo natural aunque no definitivo.

Hábitos saludables contra obesidad y sobrepeso

Adoptar hábitos alimenticios saludables y realizar rutinas de ejercicio por más tiempo que antes puede ayudarte a controlar tu peso sin importar las velas que coloques en tu pastel de cumpleaños.

Recuerda que antes de iniciar cambios en tu dieta o un plan de actividad física, debes acudir al médico para una revisión general. ¡Cuida tu salud!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Vie, 13/09/2019 - 13:37