Las siestas de más de una hora pueden afectar la salud del corazón.
Las siestas de más de una hora pueden afectar la salud del corazón.
Artículo

Siestas largas y somnolencia diurna elevan síndrome metabólico

Tomar siestas largas o tener somnolencia durante el día está asociado con mayor riesgo de síndrome metabólico, según estudio presentado en la convención anual del Colegio Americano de Cardiología.

El síndrome metabólico es conjunto de trastornos que aumentan las probabilidades de padecer diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares. Sus síntomas incluyen presión arterial elevada, elevados niveles de triglicéridos (grasas), bajos niveles de HDL (colesterol bueno) y alta glucosa en sangre.

Los investigadores analizaron datos de 21 estudios que incluyeron a 307 mil 237 personas asiáticas y occidentales. Encontraron que aquellos que dormían siestas de más de 40 minutos aumentaban su riesgo de síndrome metabólico. Tomar siestas de 90 minutos aumentó el riesgo en hasta 50%, al igual que estar excesivamente cansado o con somnolencia durante el día.

Un estudio anterior realizado por los mismos investigadores relacionó las siestas de más de una hora con un incremento de 82% de riesgo de enfermedad cardiovascular y un aumento de 27% de otras causas de muerte. Asimismo, hallaron un aumento del riesgo de diabetes tipo 2 de 46% si se tenían descansos de más de 60 minutos y 56% presentaba fatiga.

En cambio, dormir siestas de 30 minutos representó una ligera disminución del riesgo; lo que coincide con el tiempo recomendado para siestas de la Fundación Nacional del Sueño, es decir, 20 a 30 minutos para mejorar el estado de alerta sin causar aturdimiento al despertar.

"El sueño es un componente importante de nuestro estilo de vida saludable, así como la dieta y ejercicio. Las siestas cortas podrían tener un efecto beneficioso sobre nuestra salud, pero aún no se sabe la fuerza de este efecto o mecanismo por el que funciona", explicó el autor principal, Tomohide Yamada, de la Universidad de Tokio.

Estos resultados sugieren que se necesita más investigación sobre cómo los hábitos de sueño de las personas influyen en el síndrome metabólico y las enfermedades cardiovasculares.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico