Beber cerveza afecta la erección, ¿es cierto?
Beber cerveza afecta la erección, ¿es cierto?

Beber cerveza afecta la erección, ¿es cierto?

Muchos hombres tienen dificultades sexuales de vez en cuando y pronto quedan olvidadas, a menos que sean frecuentes y sea necesario investigar las razones. Por ello, te decimos si es verdad que "cerveza y problemas de erección" van de la mano.

También te puede interesar Entre copa y copa, la disfunción eréctil se asoma

Problemas de erección: muchas causas

Aunque parece obvio, es mejor explicar en qué consiste un problema de erección. El trastorno se produce cuando el varón no puede lograr o mantener una erección lo suficientemente firme para tener una relación sexual.

Para comprender el mecanismo que hace posible la erección, debemos señalar que requiere trabajo conjunto en el que participan el cerebro, nervios, hormonas y vasos sanguíneos; si algo obstruye el normal funcionamiento de estos actores, las probabilidades de que ocurran problemas de erección son grandes.

Se sabe que la mayoría de las dificultades tienen alguna causa física relacionada con enfermedades, uso de medicamentos e incluso, con obstáculos en la relación de pareja (mala comunicación, estrés o ira, por ejemplo).  

Cerveza y problemas de erección

De acuerdo con estudio publicado en The Journal of Sexual Medicine, se han identificado varios hábitos de vida poco saludables asociados a disfunciones sexuales en varones; uno de ellos es el elevado consumo de alcohol (además de sobrepeso, sedentarismo, tabaquismo y el uso de drogas ilegales).

Considerando que la cerveza es de las bebidas predilectas en días de calor, vale la pena conocer cómo afecta la salud sexual y puede constituir uno de los enemigos de la erección.

El alcohol retarda y distorsiona la percepción y respuesta de los sentidos, como reflejos, visión, audición o respuesta sexual, debido a que deprime el funcionamiento del sistema nervioso sexual.

Ya sea que se trate de un bebedor ocasional o habitual, el efecto del alcohol en el organismo es similar, pues se trata de una consecuencia directa de la ingesta excesiva de esta sustancia.

Asimismo, el consumo de alcohol provoca trastornos en los mecanismos de la erección, lo que puede generar disfunción eréctil transitoria (ocasional) o bien, crónica, es decir, no desaparece.

Cerveza y problemas de erección.
Los problemas de erección pueden ocurrir después de un consumo excesivo de alcohol.

De ahí que tomar cervezas (con alcohol) inhiba el buen funcionamiento del sistema nervioso central. En otras palabras, cuando esta sustancia entra en el sistema digestivo, impide la correcta comunicación entre el estímulo y el cerebro, de tal forma que el sistema circulatorio entorpece la llegada de la sangre al pene y dificulta la erección, por tanto, la penetración y el coito.

¿Cómo tratar los problemas de erección?

Desde el punto de vista orgánico, la causa más importante de los problemas de erección es de tipo vascular, seguida de algún daño en las terminaciones nerviosas.

Los expertos aseguran que cualquier trastorno que provoque lesiones en los nervios o deteriore el flujo de sangre al pene, puede causar disfunción, lo que suele ser más frecuente conforme se incrementa la edad.

Una vez identificado el problema de erección (disfunción eréctil), la causa y gravedad del trastorno, el médico puede establecer las opciones de tratamiento, que según expertos del pueden incluir:

Medicamentos. Pueden ser orales (actúan al aumentar el flujo de sangre en el pene durante la estimulación sexual), inyectados en el pene o insertados en la uretra), de reemplazo hormonal (reemplazan la testosterona) o terapia médica combinada.

Dispositivos y cirugía. Incluyen dispositivo de vacío, implante peneano y cirugía vascular.

Terapia psicológica. Si la disfunción eréctil se debe a un problema emocional o vinculado a la relación de pareja, el médico puede sugerir la consulta a un terapeuta sexual.

Es importante señalar que todas las opciones de tratamiento para problemas de erección tienen ciertos riesgos, de manera que el médico evalúa detenidamente cada alternativa junto con el paciente.

Alcohol vs. el órgano sexual más importante

Contra la creencia popular de que el alcohol favorece el desempeño sexual, los expertos han comprobado que esta sustancia es enemiga del órgano sexual más grande del ser humano, que es el cerebro.

La doctora Madeleine Castellanos, psiquiatra certificada especializada en terapia sexual que reside en Nueva York, Estados Unidos, asegura que cualquier sustancia que afecte la mente tiene gran impacto en la vida sexual y el alcohol no es la excepción.

Asimismo, el consumo elevado de alcohol suele favorecer la deshidratación del individuo, lo que también afecta sus erecciones. Se sabe, por ejemplo, que cuando un varón está deshidratado, no tiene el mismo volumen de sangre en su cuerpo que cuando su nivel de hidratación es el adecuado. En consecuencia, sus vasos sanguíneos se constriñen debido a que no hay suficiente cantidad de flujo sanguíneo para mantenerlos tensos. Este problema en el flujo sanguíneo se presenta en todas las partes del cuerpo, incluyendo el pene.

Es evidente, por tanto, que cerveza y problemas de erección pueden ir de la mano si existe un consumo desmedido. Así que para evitar cualquier problema de salud, no abuses del alcohol.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mié, 20/03/2019 - 15:29