Enrique Peña Nieto, operado de la vesícula
Enrique Peña Nieto, operado de la vesícula
Artículo

Enrique Peña Nieto, operado de la vesícula

El presidente Enrique Peña Nieto fue intervenido quirúrgicamente de la vesícula biliar en las primeras horas de este viernes en el Hospital Central Militar, en la Ciudad de México.

Durante la madrugada de este 26 de junio, el primer mandatario mexicano sufrió un malestar físico, por lo que acudió al Hospital Militar donde a las 7:30 horas fue sometido a una colecistectomía, cirugía con el propósito de extraerle la vesícula biliar, órgano con forma de pera que almacena bilis (líquido producido por el hígado para digerir las grasas).

De acuerdo con la oficina de la Presidencia de la República, la cirugía fue exitosa y Enrique Peña Nieto salió del quirófano hacia las 8:25 horas de la mañana; la evolución postoperatoria ha sido muy favorable. En conferencia de prensa se informó que el presidente permanecerá de 24 a 48 horas en hospitalización, reincorporándose a sus actividades el próximo lunes. Asimismo, se aclaró que la vida del mandatario mexicano nunca estuvo en riesgo.

La vesícula puede causar problemas si algo obstruye el flujo de bilis a través del conducto que la conecta (junto con el hígado) al intestino delgado, lo cual suele ocurrir cuando hay sustancias en la bilis que se endurecen y forman cálculos biliares.

Las crisis por cálculos biliares suelen presentarse después de las comidas; los signos incluyen náuseas, vómitos o dolor en el abdomen, espalda o debajo del brazo derecho.

La remoción de la vesícula biliar es el tratamiento más común y debido a que no constituye un órgano imprescindible para la vida (la bilis tiene otras vías para llegar al intestino delgado) la extracción de la vesícula biliar o colecistectomía es el tratamiento más común para este problema.

Actualmente la cirugía para remover la vesícula biliar puede realizarse mediante dos procedimientos:

  • Colecistectomía abierta: cirugía tradicional permite remover el órgano a través de una incisión (cortada) en el abdomen de 12.7 a 20.3 cm de largo, justo debajo de las costillas al lado derecho y va hasta justo debajo de la cintura.
  • Colecistectomía laparoscópica: mediante un laparoscopio (pequeño tubo con un microscopio en la punta del aparato para ver la parte interna del órgano) que se coloca dentro del cuerpo del paciente a través de mínima cortada justo debajo del ombligo, el médico puede ver la vesícula en una pantalla de televisión y hacer la cirugía con herramientas que se insertan en tres cortadas pequeñas adicionales. Así, el órgano se extrae a través de una de estas incisiones. Este procedimiento fue empleado para intervenir al Presidente de México.

Es importante señalar que la colecistectomía laparoscópica permite al paciente regresar a sus actividades diarias más rápidamente, tener menos dolor después de la cirugía, permanecer menos tiempo en el hospital (por lo general, sólo requiere una noche) y tener un periodo de recuperación más corto.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico