Reto salsa de soja
Reto salsa de soja
Artículo

Reto salsa de soya, ¡cuidado con los testículos!

Si se trata de poner a prueba la valentía de los jóvenes, la imaginación no tiene límites, pero antes de realizar el reto salsa de soya, descubre si es cierto que puedes saborear ¡con los testículos!

Reto viral para ellos

Reto salsa de soja

Aunque algunos aseguran haber sentido el sabor de la salsa de soya al remojar en ella esa delicada parte de la anatomía masculina, como sugiere el nuevo reto de moda, no hay argumentos científicos para creerles.

También te puede interesar: Enfermedades del pene

Hace tiempo, la revista científica Proceedings of The National Academy of Sciences (PNAS) publicó un estudio que reveló el descubrimiento, por accidente, de papilas gustativas en los testículos de… ¡ratones!

Después se retomaron los resultados para profundizar el estudio, llegando a la conclusión de que los receptores del gusto están ampliamente dispersos en diversos órganos, aunque en éstos, su función no está clara.

En otras palabras, no existe prueba científica de que los receptores de sabor permitan saborear algún alimento o bebida con otra parte del cuerpo fuera de la boca.

Inútil y… ¡peligroso reto para tu intimidad!

Reto viral testículos

Como muchos retos virales, el que invita a sumergir los testículos en salsa de soya parece curioso, pero carece de respaldo científico e incluso, puede poner en riesgo esa delicada parte de la anatomía masculina.

Quienes lo han llevado a cabo y afirman haber detectado el gusto umami de dicha salsa con sus genitales, quizá se divirtieron, pero ¡han mentido!

La razón es que para distinguir la mayoría de sabores, el cerebro requiere haber registrado sensaciones proporcionadas por el olfato (receptores olfativos) y el gusto (papilas gustativas); esta información llega desde la nariz y la boca, pero de ninguna forma, según la ciencia, desde el área genital de los varones.

En seguida, el cerebro integra las sensaciones para permitir que el individuo reconozca y aprecie los sabores.

Ahora bien, más allá de la falsa "degustación" de la salsa de soya, el reto de sumergir o bañar en ella los testículos podría causarles daño por algún movimiento o golpe.

Recuerda que los testículos se ubican dentro del escroto, pequeña bolsa detrás del pene cuya piel puede lesionarse fácilmente, sobre todo, porque carece de huesos o músculos para proteger esa delicada zona del cuerpo.

En otras palabras, un movimiento en falso y los testículos terminarán con lesiones por culpa de inútil reto viral.

Realizar el reto salsa de soya no te permitirá saborear dicho alimento, como muchos afirman, y probablemente dejará incómoda sensación en tu anatomía. ¡Piénsalo dos veces antes de caer en la tentación de seguir esa moda!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Vie, 24/01/2020 - 08:04