¿Deben medicarse las encías de un bebé?
¿Deben medicarse las encías de un bebé?
Bebés Artículo

¿Deben medicarse las encías de un bebé?

Es frecuente que las mamás se pregunten si deben medicarse las encías de un bebé cuando están brotando sus primeros dientes. Para salir de dudas, esto es lo que recomiendan los expertos.

Dentición del bebé: no debe medicarse

En promedio, los bebés comienzan la fase de dentición alrededor de los 4 a 7 meses de edad, que termina a los 3 años cuando tienen un total de 20 "dientes de leche".

Cuando este proceso inicia, es común que sufran algunas molestias:

  • Irritabilidad moderada.
  • Fiebre baja.
  • Babeo.
  • Ansiedad por morder algo.

Benzocaína: riesgo para el bebé

Autoridades sanitarias (de Estados Unidos) recomiendan no utilizar productos con benzocaína para tratar el dolor de la dentición en niños o bebés, debido a que ofrecen poco o ningún beneficio y, por el contrario, ponen en riesgo la salud.

La benzocaína es un anestésico local presente en numerosos productos de venta libre para aliviar el dolor de la dentición; sin embargo, los expertos señalan que son inútiles porque se eliminan de la boca del bebé en cuestión de minutos y pueden provocar metahemoglobinemia, trastorno en el que se dificulta la llegada de oxígeno a los tejidos corporales.

Signos de metahemoglobinemia

Los síntomas de metahemoglobinemia pueden ocurrir de minutos a horas después de la ingestión de benzocaína, e incluyen:

  • Piel pálida, gris o de color azul (sobre todo, en labios y uñas).
  • Falta de aliento.
  • Fatiga.
  • Confusión.
  • Dolor de cabeza.
  • Sensación de mareo.
  • Aceleración del ritmo cardiaco.

Si sospechas que tu bebé está sufriendo metahemoglobinemia, debes llevarlo al médico de inmediato, de lo contrario, podría sufrir lesiones permanentes en los tejidos del cerebro y el cuerpo e, incluso, resultar fatal.

¿Cómo aliviar el llanto de mi bebé durante la dentición?

Si tu hijo llora mucho y se muestra molesto mientras le salen los dientes, toma en cuenta estos consejos:

  • Frota o brinda masaje suave a sus encías con un dedo limpio.
  • Da a tu bebé algo que pueda morder (asegúrate de que es bastante grande para que no se lo pueda tragar), por ejemplo, aros de goma para la dentición que previamente hayas enfriado en el refrigerador.

Las molestias por la dentición en los bebés son pasajeras, de manera que lo mejor es brindarle más cariño y comprensión en esos días; si se muestra demasiado incómodo, habla con su pediatra, seguramente él puede indicar alternativas para aliviar su llanto.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico