La dentición molesta, pero no provoca fiebre en bebés
La dentición molesta, pero no provoca fiebre en bebés
Artículo

La dentición molesta, pero no provoca fiebre en bebés

Contrario a lo que muchas mamás suponen, la dentición no provoca fiebre en bebés, simplemente hace que estén más molestos, según confirman expertos.

De acuerdo con nuevo estudio publicado por prestigiosa revista en línea (Pediatrics), el crecimiento de los dientes puede hacer que los pequeños se sientan mal, pero rara vez causa temperatura elevada (fiebre mayor a 38°C) o alguna otra señal de enfermedad.

Investigadores dirigidos por la Dra. Michele Bolan, de la Universidad Federal de Santa Catarina, en Brasil, aseguran que aunque algunos bebés sufren ligero aumento en la temperatura, la dentición normalmente no provoca fiebre, sólo los hace sentirse un poco más enojados, que babeen más o se froten las encías irritadas buscando alivio.

Para la Dra. Minu George, jefa interina de pediatría general en el Centro Médico Pediátrico Cohen, en Nueva York (Estados Unidos), quien no participó en la investigación, "es muy habitual que los padres estén confundidos con respecto a si ciertos síntomas están relacionados con la dentición o con la enfermedad de un bebé".

En este sentido, la especialista agregó que cuando la temperatura del bebé alcanza los 38°C o más, se trata de fiebre y no sólo ligero aumento de la temperatura por la dentición.

"La fiebre no es algo malo, sino parte de la respuesta del cuerpo a la infección", agregó la Dra. George, y recomendó a los padres ser conscientes de que la temperatura elevada en bebés probablemente esté relacionada con algún trastorno.

Por otro lado, la Dra. Rosie Roldán, directora del programa dental del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami, comentó que "en la edad en que los dientes comienzan a salir, los bebés también están siendo bombardeados por infecciones, y no debemos perder de vista ese panorama general".

Además de temperatura elevada, la Dra. Roldán agregó otros síntomas que no deberían atribuirse al brote de los primeros dientes y deben ser atendidos por el médico (pediatra): llagas o ampollas alrededor de la boca, pérdida de apetito y diarrea que no desaparece rápidamente.

Para aliviar el dolor por la dentición en bebés, la Dra. George sugirió a los padres que recurran al uso de un mordedor frío o paño húmedo, además de ofrecerles alimentos fríos.

 

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico