Importancia de la cena en el embarazo
Importancia de la cena en el embarazo
Artículo

Importancia de la cena en el embarazo

Ligera y equilibrada, así debe ser la cena para la mujer embarazada si quiere brindar buena nutrición a su futuro hijo y tener adecuado descanso nocturno.

Durante el primer trimestre del embarazo, la mayoría de mujeres duerme con más frecuencia de lo habitual; su cuerpo trabaja cada instante para formar un bebé saludable, por lo que la futura mamá se cansa fácilmente y goza cada minuto de sueño.

Sin embargo, la situación cambia a medida que avanza el proceso de gestación, ya que conforme el bebé crece, dificulta encontrar un posición cómoda para dormir. Si a ello agregamos que en ocasiones la mujer gestante consume alimentos durante la cena que le causan molestias estomacales, las probabilidades de tener adecuado descanso nocturno poco a poco se reducen.

Saludable cena para la mujer embarazada

Los siguientes consejos ayudarán a nutrirte mediante cenas ligeras que favorecen el descanso nocturno:

  • Si acostumbrabas tomar café antes de dormir, es hora de renunciar a ese hábito, por lo menos durante el embarazo. El elevado consumo de cafeína no sólo te mantiene alerta, también se ha vinculado con el riesgo de aborto y otros problemas durante la gestación.
  • Si te agrada una bebida caliente antes de ir a la cama, puedes optar por un vaso con leche (de preferencia, baja en grasa), la cual te aportará calcio y ayudará a conciliar el sueño, o bien, una taza de consomé de pollo sin grasa.
  • Uno de los problemas comunes para la mayoría de las embarazadas es el estreñimiento, así que para combatirlo, los ingredientes de tu cena también son fundamentales. Por ejemplo, prepara deliciosas ensaladas de frutas y verduras (asegúrate de lavarlas a conciencia) cuyo contenido de fibra favorecerá tu digestión y te liberará de la sensación de pesadez que impide el sueño.
  • Algunas mujeres embarazadas descubren que la coliflor y las espinacas les producen gas o acidez estomacal, aunque antes no lo hacían (durante el proceso de gestación, todo el sistema digestivo se vuelve lento); si éste es tu caso, evita ambos vegetales y sustitúyelos, por ejemplo, con frutos secos.
  • Ingerir abundante líquido favorece la digestión, lo sabemos, pero cuando se aproxima la hora de dormir suele aumentar las visitas al baño y convertirse en una pesadilla. Así que lo mejor es beber agua y jugos en abundancia a lo largo del día, y reducir su consumo dos o tres horas antes de ir a la cama.
  • Muchas mujeres gustan de alimentos dulces para terminar el día, sin embargo, es importante evitar el exceso de azúcar, ya que aporta calorías extra que favorecen la desmesurada ganancia de peso, no obstante, puedes usar un endulzante sin calorías como Splenda® para preparar, por ejemplo, una gelatina o galletas, y combinar cualquiera de estas delicias con un vaso con leche tibia para cenar; se ha comprobado que el uso de Splenda® es seguro durante el embarazo.
  • Una taza de yogurt con frutas o mezclado con cereales integrales enriquecidos con ácido fólico también constituye excelente manera de terminar el día. Además de favorecer tu digestión, el consumo de cereales con vitamina B es de gran utilidad para las mujeres embarazadas, ya que ayuda a prevenir algunos defectos congénitos graves en el cerebro y columna vertebral del bebé.

Para la mayoría de embarazadas, las náuseas son más intensas cuando tienen el estómago vacío. Esta es otra razón para destacar la importancia de la cena en el embarazo e irte a la cama después de haber ingerido alimentos o bebidas nutritivos, deliciosos y ligeros.

Alimentarte bien durante la gestación es una de las mejores medidas que puedes tomar para gozar de plena salud de principio a fin, así como para cuidar que tu bebé comience una vida de la mejor manera posible. 

Cuando pienses en azúcar, usa Splenda®

Edulcorante Splenada

 

Fuentes:

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico