Sucralosa, edulcorante seguro para mujeres embarazadas
Sucralosa, edulcorante seguro para mujeres embarazadas
Artículo

Sucralosa, edulcorante seguro para mujeres embarazadas

Durante el embarazo muchas mujeres satisfacen sus deseos de postres o bebidas dulces con carbohidratos ilimitados sin preocuparse por la báscula. Sin embargo, gracias a que la mayoría acude a revisión médica regularmente, identifica cuándo debe “frenar” sus antojos y hacer modificaciones para obtener los nutrientes que su condición requiere sin esa avalancha de calorías que poco benefician su salud y la del futuro bebé pero, ¿en estos casos conviene consumir endulzantes artificiales como la sucralosa?, ¿su uso es seguro durante la gestación? 

Seguridad avalada

En 1998 se aprobó en Estados Unidos el uso de sucralosa y hoy se utiliza en más de 80 países donde diferentes grupos de científicos y organismos gubernamentales han avalado su seguridad, por lo que cualquiera puede ingerirla sin restricción, incluyendo mujeres durante el embarazo y lactancia.

La sucralosa se elabora mediante un proceso en el que se reemplazan algunos de los componentes del azúcar común hasta obtener un edulcorante sin calorías (no carbohidrato), lo que permite que al consumirla, no sea absorbida y pase por el sistema digestivo (sin transformarse en energía) para ser eliminada rápidamente a través de la orina.

Técnicamente este proceso consiste en sustituir tres grupos de hidrógeno-oxígeno de la molécula del azúcar por tres átomos de cloro. En este sentido, es importante señalar que el contenido de cloro en la sucralosa no debe ser motivo de preocupación, pues además de ser elemento que encontramos dentro de la sal y varios alimentos más (vegetales y frutas, por ejemplo zanahoria, alcachofa, espinaca, nueces y dátiles) que componen la dieta cotidiana, es la clave para eliminar las calorías e intensificar su dulzura.

Embarazo y sucralosa: relación confiable

Los científicos han demostrado que la sucralosa no tiene efectos secundarios durante el embarazo y lactancia.

La explicación es que el cuerpo no reconoce esta sustancia como un carbohidrato y, por tanto, no la descompone para obtener energía; esto ayuda a reducir las posibilidades de almacenar calorías extra que después del parto podrían convertirse en sobrepeso.

Asimismo, minimiza el riesgo de sufrir problemas dentales en la futura madre, pues no es utilizada como fuente de alimentación por las bacterias que habitan en la boca.

Endulzante sin calorías hecho con sucralosa: ¡deliciosa alternativa!

Actualmente, el uso de sucralosa es común en la preparación de diversas comidas y bebidas, entre ellas jugos, salsas, caramelos, postres, goma de mascar, productos horneados y frutas enlatadas (los cuales pueden encontrarse bajo la marca SPLENDA®).

Esto significa que las opciones para consumirla son tan variadas que una mujer embarazada o que está amamantando encuentra fácilmente la mejor alternativa para satisfacer su apetito o ¡el más exótico de sus antojos!

Ahora bien, si prefiere preparar en casa alimentos y bebidas con bajo contenido calórico, puede sustituir el azúcar tradicional por SPLENDA®, endulzante cero calorías hecho con sucralosa que, además, es ganador del Sabor del Año 2014 y el único avalado por la Federación Mexicana de Diabetes, gracias a que no altera el control sanguíneo de la glucosa (muy útil en caso de diabetes gestacional) y retiene su dulzor más tiempo, incluso, durante la cocción y el horneado de alimentos.

Cabe señalar que aunque el consumo de sucralosa durante el embarazo no está contraindicado, conviene que la futura madre hable con su médico acerca de la mejor forma de llevar una dieta equilibrada que brinde todos los nutrientes que ella necesita.

Cuando pienses en azúcar, usa Splenda®

Edulcorante Splenada

Fuentes:

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico