Útero bicorne ¿peligroso?
Útero bicorne ¿peligroso?
Artículo

Útero bicorne ¿peligroso?

Muchas mujeres padecen malformaciones congénitas del útero. Una de estas anomalías uterinas es el útero bicorne, que presenta forma de corazón y puede provocar complicaciones para lograr o mantener un embarazo.

¿Cómo es el útero bicorne?

Normalmente el útero parece una pera invertida formada a partir de dos tubos que se juntan (conductos de Müller); en su parte más ancha (a nivel de las trompas de Falopio que comunican al útero con los ovarios), se separan en dos.

Cuando la unión de estos conductos es defectuosa, se forma un útero con dos cuernos (también denominado útero bicorne unicollis, hemiútero o útero bífido). Este defecto se produce en el segundo mes de vida intrauterina.

Si el defecto es más grave, se pueden tener dos hemiúteros completamente separados con dos cuellos (útero bicorne bicoliis) o, incluso, duplicación de vagina.

Tengo útero bicorne y quiero quedar embarazada…

El útero en forma de corazón no implica infertilidad femenina, aunque las complicaciones de la matriz bicorne giran en torno a la dificultad para mantener embarazos, lo que depende en gran medida del grado de separación que presente el útero.

El huevo puede implantarse en uno de los hemiúteros y, al crecer, el tamaño del hemiútero puede resultar insuficiente para contenerlo. De esta manera se produce aborto espontáneo o, si el embarazo logra avanzar, se corre el riesgo de parto prematuro.

Otra complicación más grave, pero menos frecuente, es que el cuerno o hemiútero se rompa, lo que causaría una hemorragia interna que obligaría a intervención quirúrgica de urgencia.

Pese a que se considera embarazo de alto riesgo, muchas mujeres con útero bífido han tenido hijos con cuidados especiales durante su gestación.

¿Cómo identificar el útero bicorne?

En general, una mujer con útero no tiene síntomas y su menstruación es normal.

En caso de que la mujer haya tenido múltiples abortos espontáneos o haya infertilidad, es probable que el médico le indique pruebas para confirmar un diagnóstico.

El útero bicorne puede confundirse con el útero septo o septado (que está dividido por una pared fibrosa o muscular) porque tiene el mismo aspecto cuando se diagnostica por imágenes. El tratamiento para ambos es diferente, por lo que es importante conocer con certeza cuál se padece.

Malformaciones congénitas del útero

Para el diagnóstico de útero bicorne se requieren estudios como:

  • Ecografía transvaginal (ultrasonido): actualmente, la ultrasonografía en tercera dimensión tiene alta precisión en el diagnóstico de malformaciones del útero.
  • Histerosalpingografía (HSG): radiografía de la parte interna del útero y las trompas de Falopio.
  • Laparoscopia: permite la visualización directa del útero en casos en que la ecografía no ofrezca un diagnóstico certero.
  • Resonancia magnética (RM): en el diagnóstico de las malformaciones mullerianas (llamadas así por ser alteraciones de los conductos de Müller), evalúa con mayor precisión las estructuras pélvicas en diferentes planos.

El tratamiento más frecuente para otras anomalías uterinas es la cirugía, llamada metroplastia de Strassman, que logra aumentar la probabilidad de mantener el embarazo.

Sin embargo, existe controversia sobre este método en caso de útero bicorne por la cual muchos especialistas no indican este tratamiento quirúrgico, salvo en pacientes con abortos recurrentes. El abordaje recomendado es la laparoscopia. Si sospechas padecer esta anomalía consulta con tu ginecólog@ cuál es la mejor opción para ti.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Salud y Medicinas

Ingrid Díaz Última actualización: Lun, 02/04/2018 - 12:17