Botiquín de primeros auxilios emocionales para niños
Botiquín de primeros auxilios emocionales para niños
Artículo

Botiquín de primeros auxilios emocionales para niños

Todos los hogares deben tener a la mano material de curación para atender las heridas leves que cualquier pequeño sufre, pero si el problema es emocional, ¿qué hacer?

También te puede interesar Estrés infantil, estas son las causas

Te decimos cómo preparar un botiquín de primeros auxilios psicológicos para niños.

Botiquín de primeros auxilios psicológicos para niños

En el momento menos esperado, ocurren incidentes que te obligan a sacar medicamentos, gasas, toallas antisépticas o compresas para aliviar una rodilla lastimada o cualquier cortadura en tus hijos.

Sin embargo, en ocasiones la atención no es solamente para molestias físicas. ¿Sabes cómo actuar, por ejemplo, si tu pequeño presenta "heridas emocionales"?

En entrevista para Salud y Medicinas, el psicoterapeuta César Montesano, egresado del Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt, explica cómo detectar que un niño (de 3 a 12 años) requiere apoyo para su salud emocional:

"Es importante observar la conducta del pequeño. Si deja de disfrutar las actividades que siempre le han gustado o ya no busca determinado juego que antes le llamaba mucho la atención, esa puede ser una señal de que algo está pasando", señala César Montesano.

El especialista en psicoterapia infantil también advierte que es posible observar signos o síntomas físicos, por ejemplo, si el niño no está durmiendo bien, tiene alguna molestia estomacal o estreñimiento, quizá esté muy irritable o alejado de los demás.

Primeros auxilios psicológicos
Si se aleja de los demás, puede ser señal de que requiere apoyo emocional.

En cualquiera de estos casos, es fundamental revisar las posibles causas, que en la mayoría de casos pueden incluir:

  • Cambios radicales en la vida del infante: nueva escuela, la familia se mudó de casa o perdió a un ser querido.
  • Estrés.
  • Conflictos en el ambiente del hogar: los padres tienen problemas de pareja, pelean o discuten frente a sus hijos, etc.
  • Bullying.

Kit para superar problemas emocionales infantiles

Si fuera posible preparar un botiquín de primeros auxilios para atender "heridas emocionales" en los pequeños de la casa, sin duda, habría que atender las recomendaciones de psicoterapeutas especializados en niños como César Montesano.

"Recomendaría a los padres que tuvieran en casa cuadernos y colores, es decir, objetos que animen al niño a colorear. Si perciben que algo está cambiando en la conducta de su hijo, pueden ponerse a dibujar con él", sugiere el experto.

Primeros auxilios psicológicos
Con dibujos, los niños expresan más fácilmente si están pasando por algún problema.

Los niños tienden a expresarse con facilidad cuando dibujan y juegan, de hecho, así es como se trabaja la terapia de juego.

"Es una buena manera de que el pequeño desahogue el estrés o las preocupaciones que pudiera estar sintiendo", reconoce el psicoterapeuta. Desde luego, dice César Montesano, "no es la intención que mamá o papá actúen como psicoterapeutas o que interpreten los dibujos; sin embargo, esto puede ayudar a que el niño exprese lo que de otra forma mantendría oculto.

Un "componente" más del botiquín de primeros auxilios psicológicos sería el juego de roles, es decir, invitar al pequeño a decir cómo actuaría, por ejemplo, si fuera un superhéroe, un auto o algún personaje de un libro. Esto le permite expresar aquello que "lo rescataría", por así decirlo, del problema que está viviendo.

Con amor, mejora la autoestima del niño y se reduce el riesgo de bullying. 

Más tiempo y amor

La Asociación Nacional de Salud Mental en Estados Unidos, hace énfasis en lo que se requiere para ayudar a los niños a crecer sanos, por lo que recomienda a los padres:

  • Amor incondicional. Los hijos necesitan saber que el amor de mamá o papá no depende de sus logros.
  • Confianza. Elogien lo que hacen y aliéntelos; establezcan metas realistas para ellos y eviten el sarcasmo.
  • Interés por el juego. El tiempo de juego es tan importante para el desarrollo de un niño como los alimentos, pues los ayuda a ser creativos, a desarrollar destrezas de resolución de problemas y a llevarse bien con los demás.
  • Tiempo de calidad. Busquen un momento, todos los días, para escuchar a sus hijos y hablar con ellos sobre lo que ocurre en su escuela, con los amigos o en casa. Compartir tiempo de calidad es clave para que la relación padres e hijos camine saludablemente.
  • Ayuda profesional. Si los papás están preocupados por la salud emocional de sus hijos, no duden en buscar ayuda en el colegio o con el pediatra. La orientación de personas especialmente preparadas para atender problemas emocionales en la infancia es indispensable y nadie tiene por qué avergonzarse por recurrir a ella.

El "botiquín de primeros auxilios psicológicos" para los hijos también incluye, de acuerdo con César Montesano, "estar con ellos, convivir a diario y cuando los padres sientan que algo malo está ocurriendo, jugar con los niños para identificar posibles causas del problema".

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Lun, 29/04/2019 - 12:31