causas de los problemas de aprendizaje escolar
causas de los problemas de aprendizaje escolar
Artículo

¿Qué hay detrás de los problemas escolares?

- Una niña no puede aprender a escribir, todo indica que va a reprobar año.

- Pero, hay una contradicción: es muy inteligente.

- Sus padres no le brindan atención y la llenan de actividades académicas y extraescolares: ella sólo quiere el cariño de sus papás.

- Al final, con la terapia, todo pudo solucionarse.

 

 

Por la Dra. Claudia Sotelo Arias*

 

“Jimena” es una pequeña de cinco años carismática, que habla mucho y muy preguntona. Su motivo de consulta se debe a que su maestra está preocupada: la pequeña “no puede” con el proceso de lectoescritura. “Jime” tendrá que reprobar el segundo grado de preescolar.

 

Cuando la recibimos por primera vez en consulta, observamos que tomó de inmediato los juguetes de “Caperucita Roja” y sólo dijo:

 

“Mira, Lobito, ¿por qué eres tan malo? Yo sólo quiero ser tu amiga y que me acompañes a llevarle estos panecillos a mi abuelita. ¿Te digo una cosa, lobito? Tú no eres tan malo, olvídate de ser malo, acompáñame y dame un abracito, ¿sale, lobito?”.

 

Y al terminar me volteó a ver con sus ojos muy abiertos y me preguntó:

 

“¿Crees que me quiera aunque sea dar un abracito este lobito?”.

 

Los motivos de “Jimena”

Al interrogar a sus padres en la primera entrevista, resulta que se divorciaron el año pasado, pero se ven a diario porque tienen que hacerse cargo del cuidado de “Jimena” y de su hermano “Daniel” de ocho años de edad.

Ambos acuden a una escuela bilingüe donde la exigencia académica es muy elevada: entran a las 7 am y salen a las 5:30 pm, hora en que los recoge su padre y los llevan a clases de regularización.

Finalmente llegan a casa alrededor de las 8 pm y entre que cenan y se arreglan, se duermen a las 9 pm para despertar al día siguiente a las 6 am.

 

Quien se hace cargo de la convivencia con los niños de lunes a viernes es el padre, ya que mamá trabaja y llega a casa después de las 9 pm. Los fines de semana, generalmente se van con sus abuelos a una casa de campo donde “disfrutan nadando todo el día”.

 

Cuando escuchaba esta historia me quedé pensando justo en el juego de “Jimena”: ¿en qué momento recibe un abracito, no del lobo, sino sus papás? O bien, ¿en qué momento la acompañan y pueden ver sus verdaderas necesidades? Finalmente procedí a hacer mi trabajo y a aplicar una serie de pruebas psicológicas que me ayudaron a encontrar dónde estaba la falla del bajo rendimiento académico de la niña.

causas de los problemas de aprendizaje escolar

 

Es una niña muy inteligente

Las pruebas psiconeurológicas revelaban que no existía ningún daño orgánico que explicara la incapacidad para aprender en “Jimena”.

Mi segundo grupo de pruebas psicológicas, las de inteligencia, sólo confirmaban lo que la niña me había expresado en su gran capacidad para simbolizar en el juego, tenía un CI de 137 puntos, es decir, se encontraba muy por arriba del promedio (100 puntos); es una niña muy inteligente: es sobredotada intelectual.

 

“Jimena”, como muchos niños hoy en día, sufría de la “ausencia de sus padres” y, peor aún, de la negatividad de ellos para vincularse amorosamente con su hija.

Además de una gran confusión, ellos actuaban como si no estuvieran divorciados. Según esto tenía todas sus “necesidades cubiertas”, como me lo dijo su mamá: “muchos viajes, escuela, ropa, casa, mascotas y más”, pero vivía en una completa soledad que se llenaba de actividades que para ella no tienen ningún sentido.

Es una niña sobresaliente; tiene todos los recursos necesarios para aprender e, incluso, ser la mejor de su clase, si ella lo desea; pero seguramente se pregunta: “y todo esto para qué o para quién”.

 

“Jimena” vive una vida programada, en la que nadie la motiva, nadie le pregunta y no sabe cómo llenar su soledad. Entonces para qué aprender, para qué echar a andar sus potencialidades, pues seguramente sólo le traerán problemas.

Podemos deducir que si nuestra pequeña paciente demuestra todas sus capacidades será más demandante con sus padres y ellos terminarán por rechazarla.

Al ser una niña que parece ser “tonta”, puede ser un poco más feliz porque no entiende nada de lo que está pasando, ni siquiera aprende a escribir.

causas de los problemas de aprendizaje escolar

Conclusión: “Jimena” necesita a sus papás

Los problemas escolares tienen tres fuentes: neuropsicológica, intelectual y emocional. Los psicólogos que trabajamos con niños podemos aplicar una evaluación psicológica para determinar las causas y entonces generar un plan psicoterapéutico que permita ayudar al pequeño.

 

En el caso de “Jimena” se llevaron a cabo sesiones de psicoterapia infantil: por medio del juego puede poco a poco expresar y entender todos sus enojos. Mientras que a la par se trabajó con sus papás. Paso a paso ellos fueron expresando sus temores de ser padres; comenzó a aclarase el motivo de su separación para después ir trasmitiéndola a sus hijos.

 

En la actualidad “Jimena” está más tiempo con sus papás, convive con ellos y la comunicación ha mejorado en todos los sentidos. Los padres se asumen como divorciados y son más claros en sus mensajes con “Jimena”. Un punto fundamental que se definió a raíz de las evaluaciones psicológicas, es que tomaron la decisión de cambiarla a un colegio de filosofía Montessori, ya que se adecua más a su ritmo de aprendizaje. Al final no tuvo que reprobar.

 

* Dra. Claudia Sotelo Arias es directora del Centro de Especialización en Estudios Psicológicos de la Infancia (CEEPI). Estudió Psicología y tiene postgrado en Psicología Clínica. Se especializa en Psicoterapia de adultos, infantil y familiar. Puedes escribirle a claudia.sotelo@ceepi.mx

 

**En este caso fueron cambiados los nombres de la familia, así como algunos datos relacionados con este caso con el objetivo de mantener la confidencialidad.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Mar, 22/10/2019 - 09:34