El calor intenso puede afectar la salud de los niños.
El calor intenso puede afectar la salud de los niños.
Artículo

Enfermedades por temperaturas extremas. ¡Cuidado con el calor!

Los días soleados, por lo general, nos ponen de buen humor, pero cuando el termómetro sube demasiado sudamos a cada momento y el ambiente es tan caluroso que incomoda. Si convives con menores de edad, conoce enfermedades causadas por temperaturas extremas, en especial, durante tiempo de calor.

También te puede interesar Deshidratación

Cómo proteger a los niños del calor extremo

El calor extremo puede alterar las funciones vitales de distintas formas, en especial, si se trata de pequeños de corta edad.

Los menores de 5 años conforman uno de los grupos de población más sensibles a los cambios de temperatura, por ello, están más expuestos a responder de forma drástica a un exceso de calor.

Debido a que tienen menor reserva de agua y sudoración, así como un aparato respiratorio en desarrollo, los niños son más vulnerables que los adultos a sufrir el golpe de calor, condición que se caracteriza por sobrecalentamiento excesivo del cuerpo que dificulta el funcionamiento adecuado de los órganos vitales.

Los pequeños pueden experimentar este problema si se exponen a situaciones con humedad y temperaturas extremas, sin protección, ni hidratación adecuada. Se trata, además, de una emergencia médica debido a que ocurre en tan solo unos minutos y si no se trata de inmediato, puede complicarse seriamente y resultar, incluso, mortal.

Las señales del golpe de calor en un menor de edad incluyen:

  • Mareos y vómito.
  • Elevación de la temperatura corporal superior a 40 grados.
  • Dolor de cabeza.
  • Taquicardia.
  • Piel seca y muy caliente.
  • Fatiga y debilidad.
  • Calambres musculares.
Hidratación en niños.
Es indispensable ofrecer líquidos al pequeño para hidratarlo rápidamente.

 

Para prevenir el golpe de calor en niños, considera las siguientes medidas:

  • Hidratar. Debes ofrecer al pequeño líquidos en abundancia y de manera constante, sin esperar que los pida.
  • Limitar el ejercicio. Procura que el niño no realice actividades físicas excesivas en las horas más calurosas del día.
  • Ropa adecuada. Viste a los pequeños con prendas ligeras, holgadas y de algodón para facilitar su transpiración.
  • Refrescar. Evita que los niños se expongan a los rayos solares intensos y procura que permanezcan en lugares sombreados o con aire acondicionado o ventiladores.

Agotamiento por calor

En jóvenes y adultos, el agotamiento por calor es uno de los problemas de salud más graves asociados a temperaturas extremas calurosas y provoca síntomas como:

  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas, mareos.
  • Sudor intenso.
  • Debilidad, irritabilidad.
  • Sed.
  • Disminución de la eliminación de orina.

Asimismo, los calambres por calor también son consecuencia de exponerse a temperaturas extremas debido a la pérdida de sales y líquidos del cuerpo cuando se está sudando.

Una complicación adicional es el sarpullido por calor, problema común en entornos calurosos; es causado por el sudor y se ve como un conjunto de granitos enrojecidos o de ampollas pequeñas que aparecen en el cuello, parte superior del pecho y pliegues de los codos, por ejemplo.

En cualquier caso, las enfermedades causadas por temperaturas extremas requieren la atención inmediata de un profesional de la salud para aliviar los síntomas y minimizar cualquier peligro.

Infantes prevenir golpe de calor.
En días extremadamente calurosos, es mejor que los niños jueguen en espacios protegidos.

Recuerda que en temporada de calor beber líquidos en abundancia es la medida básica para que nuestro organismo funcione adecuadamente, en especial si se trata de niños pequeños.

¡Cuida tu salud y la de tu familia!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Jue, 30/05/2019 - 09:51