La separación de familias daña seriamente la salud mental de los niños.
La separación de familias daña seriamente la salud mental de los niños.
Artículo

Niños comienzan a manifestar el "síndrome Trump"

La llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos no sólo está teniendo repercusiones políticas entre naciones, la salud física y mental de niños y adolescentes en aquel país también se está viendo afectada, según especialistas.

De acuerdo con la pediatra Julie Michelle Linton, quien encabeza un grupo de salud del inmigrante para la Academia Americana de Pediatría, en Estados Unidos, actualmente los médicos están observando más consultas de niños y familias inmigrantes con síntomas de ansiedad y miedo que los expertos comienzan a ligar directamente con las medidas migratorias adoptadas por el nuevo mandatario.

Los especialistas han definido el problema como "síndrome Trump", nombre que si bien no es científico, se está convirtiendo en experiencia real para muchos inmigrantes, quienes desde las elecciones estadounidenses reportan altos niveles de angustia, en especial, niños y adolescentes aparentemente vulnerables a medidas que Donald Trump ofreció en campaña y hoy está llevando a la práctica.

Según Linton, niños inmigrantes, sus familias y hasta sus amigos están experimentando episodios de ansiedad; además, médicos en general registran mayor número de visitas por diversas quejas. "Tenemos a más familias inmigrantes en las consultas y casos muy específicos de niños con ansiedad y temor de que sus padres desaparezcan mientras ellos están en la escuela".

"También vemos familias preocupadas porque sus hijos, que reciben algún tratamiento o tienen necesidades especiales, pierdan esa atención médica si son arrestados o deportados".

Por otro lado, agregó la pediatra, "están las personas que retrasan el tratamiento médico por miedo a movilizarse o viajar hasta el hospital o simplemente, por temor a que eso provoque encuentros con autoridades migratorias. Estamos viendo complicaciones de salud consistentes con eso".

De acuerdo con una guía de la Academia Americana de Pediatría (APA, por sus siglas en inglés), niños cuyos padres son deportados o arrestados experimentan problemas de salud mental y emocional como dificultad para dormir, trastornos de la alimentación, ansiedad, depresión y bajo rendimiento escolar. "La mera posibilidad de una deportación tiene un efecto negativo en algunos niños, aunque ellos mismos y sus familias no sean indocumentados… los niños mexicanos están mostrando casos especiales de confusión, ansiedad y angustia", señala el documento.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico