Subcategoria
Video

Mastografía y ultrasonido de mama, todo lo que debes saber

Cada 15 segundos, una mujer es diagnosticada con cáncer de seno en el mundo. Descubre la diferencia entre mastografía y ultrasonido de mama, los estudios más importantes para el diagnóstico oportuno de esta enfermedad.

También te puede interesar: Mastografías para detectar signos de cáncer, ¿quién las necesita?

Hasta 99% de los casos de cáncer de seno son curables si se detectan a tiempo (cuando el tumor se ubica únicamente en el seno), de acuerdo con la Sociedad Americana contra el Cáncer. Sin embargo, sin detección temprana, estos tumores tienden a invadir otros órganos. En ese caso, 2 de cada 10 mujeres vivirán más de 5 años.

Cada parte de tu cuerpo requiere un cuidado especial, pero los senos necesitan atención continua. Existen 4 pasos para la detección de cáncer: autoexploración, ultrasonido de mama, mastografía y biopsia. Sigue leyendo y te explicaremos qué implica cada uno de ellos.

Autoexploración mamaria

Consiste en una revisión visual y física de ambos senos. El objetivo es buscar cambios en la forma y apariencia del seno.

También te puede interesar: ¿Cómo se ve el cáncer de mama?

Te recomendamos hacerlo después de bañarte. Párate frente un espejo y mira la forma y tamaño de cada seno. Después, pasa tu mano alrededor de cada mama buscando alguno de las posibles señales de cáncer de mama:

  • Bolitas o bultos internos.
  • Hundimiento del pezón.
  • Protuberancias.
  • Piel anaranjada o similar a la celulitis.
  • Venas saltadas o várices.
  • Endurecimiento de un seno o una parte.
  • Fluido extraño del pezón.

Ante cualquiera de estos cambios, consulta a tu ginecólogo.

Ecografía mamaria o ultrasonido de mama

Ultrasonido de mama o ecografía mamaria

Al igual que un ultrasonido de embarazo, se utilizan ondas electroacústicas para revisar el interior del seno. Por lo que la principal diferencia entre mastografía y ultrasonido de mama es que este último no utiliza radiación.

Se recomienda para mujeres menores a 40 años, aunque puede complementar a una mastografía.

Muchas mujeres tienen la duda de cómo es una ecografía de mama. Se trata de un procedimiento totalmente indoloro en el que se toman 2 imágenes por seno (uno frontal y otro lateral).

El estudio no dura más de 20 minutos, no requiere anestesia ni ayuno de ningún tipo.

Mamografía o mastografía

Es importante aclarar que ambas palabras son formas de referirse a un mismo estudio que consiste en utilizar rayos X de muy baja intensidad para analizar el interior del seno.

Los tumores y quistes tienen una densidad mayor al resto de la mama, por lo que aparecen en la mastografía como cuerpos de color blanco brillante. Este examen brinda información importante al médico, como:

  • Vascularización (qué tanta sangre llega al tumor).
  • La densidad del tejido (lo que ayuda a saber si está formado por células cancerígenas o por acumulación de grasa).
  • Localización exacta del tejido extraño.

La mastografía se recomienda para mujeres después de los 40 años o en los casos en que el ultrasonido de mama no fue claro.

mastografía o mamografía

¿Es peligroso hacerse una mamografía?

¡Para nada! Es una técnica totalmente segura e inofensiva, ya que la cantidad de radiación utilizada es 10 veces menor que los rayos X utilizados en una fractura.

Sin embargo, mucho se habla del dolor después de la mamografía, lo cual es una realidad. La razón es que para lograr una mejor imagen, el seno debe ser comprimido entre dos placas de plástico, por lo que el examen genera una molestia, pero no un daño real.

Diferencia entre mastografía y ultrasonido de mama

Ya dijimos que la principal diferencia es que la mamografía utiliza una dosis mínima de radiación. Sin embargo, esta no es la única diferencia.

La mamografía se considera un examen más preciso, mientras que el ultrasonido puede ser usado por los médicos para detectar en tiempo real la localización del tumor para hacer una última prueba: la biopsia.

Biopsia de mama

Las pruebas anteriores nos permiten detectar que hay un tejido anormal en el interior de la mama, pero no diagnostican de forma definitiva su naturaleza.

Una biopsia consiste en tomar una muestra del tumor o quiste para que un patólogo lo analice y saber si es benigno o maligno. Existen dos formas:

  • Biopsia por succión: consiste en introducir una aguja hasta el bulto y succionar con una jeringa una muestra de su contenido. Es un procedimiento ambulatorio que requiere anestesia local.
  • Cirugía menor: es abrir parte del seno para tomar una muestra directamente. También le ayuda al médico para ver la forma, posición y cantidad de vasos sanguíneos que llegan a este tejido.

Ahora que conoces la diferencia entre mastografía y ultrasonido de mama, recuerda que la autoexploración y las revisiones ginecológicas son la única forma de detectar el cáncer de mama a tiempo. ¡Cuídate y revísate!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Emanuel Ávila

Emanuel Ávila Última actualización: Vie, 16/10/2020 - 09:12