Consumir marihuana reduce la densidad ósea y eleva el riesgo de fracturas
Consumir marihuana reduce la densidad ósea y eleva el riesgo de fracturas
Artículo

Consumir marihuana reduce la densidad ósea y eleva el riesgo de fracturas

El consumo de marihuana se ha relacionado con grave adelgazamiento y fragilidad de los huesos, lo que eleva su probabilidad de romperse, según investigadores de la Universidad de Edimburgo, Escocia.

De acuerdo con este estudio, el consumo de cannabis (marihuana) en forma regular puede asociarse a menor densidad ósea, factor que aumentaría el riesgo de fracturas de huesos, es decir, presentar osteoporosis.

Además, los científicos encontraron que los consumidores asiduos de cannabis (estimaban haber fumado marihuana más de 5 mil veces en su vida) presentan menor peso y reducción del índice de masa corporal (IMC), esto contribuiría a un adelgazamiento de los huesos y explicaría por qué tienen mayor riesgo de osteoporosis.

El estudio incluyó a 170 personas que fumaban marihuana habitualmente con fines recreativos, y 114 que no podían considerarse consumidores de esta droga; en todos los participantes se utilizó un escáner de rayos X para medir la cantidad de calcio y otros minerales presentes en los huesos (densidad ósea).

Los investigadores descubrieron que la densidad ósea de los grandes consumidores de marihuana era más baja (5%) que la de los fumadores de tabaco que no usaban cannabis.

Asimismo, las fracturas fueron más comunes entre los consumidores de marihuana habituales, pero no en los moderados (la usaron unas mil veces), cuya tasa era similar a la de los no consumidores.

Estudios previos han asociado el uso de cannabis a un aumento del apetito, de ahí que los investigadores se sorprendieran al encontrar más consumidores con menor peso e IMC que los que no la fumaban, lo que podría deberse a que en realidad acaba reduciendo el apetito cuando se consume en grandes cantidades durante mucho tiempo.

"Sabemos desde hace tiempo que los componentes del cannabis pueden afectar la función de las células óseas, pero se desconocía que eso pudiera afectar a las personas que lo consumen de forma regular", reconoció Stuart Ralston, investigador de Genómica y Medicina Experimental y coordinador del trabajo publicado por la revista American Journal of Medicine.

 

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico